Colón quiere vivir su propia fiesta

En la reinauguración de su estadio, a Independiente le tocó uno de los rivales más exigentes que el fixture podía depararle. Colón, el Colón que dirige Antonio Mohamed, ya dejó en claro que es uno de los mejores equipos del torneo. Y además llegará a Avellaneda deseoso de volver a Santa Fe tal como empezó la fecha: solo en lo más alto de la tabla. El encuentro comenzará a las 21.30 y será arbitrado por Saúl Laverni.
En el Libertadores de América jugará un solo futbolista que estuvo presente el 8 de diciembre de 2006, cuando Independiente perdió 2 a 1 ante Gimnasia de Jujuy en su último partido como local en su cancha: Ricardo Gómez, hoy en Colón y entonces en el Lobo. Hoy se cumplen 1.056 días de aquella derrota en la que el gol de Independiente fue señalado por Darío Gandín, quien hoy no jugará por estar suspendido.

"Esperamos no ser el invitado de la fiesta y que podamos traer la victoria", dijo Mohamed. Colón arrancó el torneo con un objetivo excluyente: conseguir la clasificación para la Copa Libertadores. Pero los buenos resultados ya lo posicionaron como uno de los candidatos a pelear arriba hasta el final y sus hinchas empiezan a ilusionarse con la chance de conseguir el primer título en Primera.

Independiente está ahí, cerquita de la punta, pero viene de perder 2 a 0 ante Central en Rosario, tras reinstalar viejas inquietudes. En el equipo que dirige Américo Gallego volverá el capitán Carlos Matheu, tras cumplir la suspensión, en reemplazo de Eduardo Tuzzio; e ingresarán Sergio Vittor y Patricio Rodríguez por Fernando Godoy y Gandín, respectivamente.

En Colón, que el domingo le ganó 2 a 1 a San Lorenzo, la duda pasa por el reemplazante del expulsado Germán Rivarola y los candidatos a tomar su posición son Nicolás Torres y Facundo Bertoglio, quienes ingresaron en la última fecha. El que contaría con mayores posibilidades de jugar es el segundo, quien le ofrecería al equipo un perfil más ofensivo.

A Independiente suele costarle cada vez que recibe a Colón. La última vez que le ganó como local fue en el Apertura 2002, cuando lo goleó por aquel histórico 7 a 1. El equipo también era dirigido por Américo Gallego.

Comentá la nota