Colón se hizo fuerte ante Estudiantes

Con goles de Rivarola, Ramírez y Fuertes se impuso por 3-1 en La Plata. Sin embargo, la victoria de Huracán dejó al Sabalero sin chances de conseguir el título.
Hizo su trabajo. Colón tenía la obligación de ganar en La Plata, ante Estudiantes, para mantener su esperanza de luchar por el título. Y cumplió. Con dos goles de Rivarola, Ramírez y Fuertes, se impuso con autoridad por 3-1. Pero la victoria de Huracán contra Arsenal le negó la posibilidad de mantener las chances de gritar campeón.

El equipo santafesino tardó diez minutos en acomodarse. Con el juvenil Facundo Bertoglio, Ramírez y Fuertes puso en problemas a la defensa local, aunque el arquero Damián Albil tuvo una muy buena tarde y demostró que ante la inminente ida de Andújar es una alternativa confiable para Estudiantes.

El primer gol fue una muestra del buen juego de ataque de Colón. La jugada comenzó por derecha, la tocaron casi todos los volantes, siguió por izquierda con un pase de Fuertes a Ramírez, de vuelta a la izquierda para Rivarola que definió ante la salida de Albil. Golazo.

Un disparo de la Gata Fernández que obligó a Pozo a sacar por arriba al córner fue lo más claro en el primer tiempo de un Estudiantes que guardó a sus titulares de cara al encuentro ante Nacional por la Copa Libertadores.

Luego, en el segundo tiempo, Colón siguió complicando a la defensa local. Primero fue Bertoglio con un remate desde lejos, y a los 7 llegó el gol de Ramírez, quien definió de primera tras un centro bajo de Bertoglio.

Lejos de conformarse con el 2-0, el equipo de Mohamed fue en busca del tercero y casi lo consigue por intermedio del juvenil Bertoglio, quien perdió en el mano a mano con Albil.

Pero con mucho amor propio fueron los suplentes del Pincha y, a los quince, Calderón mostró que aún sabe mucho dentro del área. El goleador bajo con el pecho un centro de Sánchez Prette, hizo pasar de largo a Rivarola, y la clavó junto al palo derecho de Pozo.

Más allá de que pudo igualar Estudiantes, nuevamente a través de Calderón, Colón aguantó y, a tres minutos del final, Fuertes se desquitó de Albil, quien le había tapado cuatro mano a mano, y anotó de cabeza el tercero.

Comentá la nota