Colombo e Ibarra, primero se miden

Colombo e Ibarra, primero se miden
Estuvieron juntos el jueves y se habló de hacer una encuesta.
Luego de varias idas y vueltas y hasta dardos que volaron de un lado y el otro, el presidente de Actuar, Rodolfo Colombo, y el líder de Convicción Federal, Mauricio Ibarra, se volvieron a reunir en secreto para testear si es posible armar una sociedad con vistas a las próximas elecciones. Aunque en el tejido hay más dudas que certezas, fuentes calificadas aseguraron que ninguno descarta un frente y que hablaron de una encuesta para determinar el mejor posicionado y como sentaría una frente común. Junto a ellos estuvo la titular de la Coalición Cívica, Claudia Rosas, que busca juntar la mayoría de los votos de la oposición.

El meeting, que se manejó con suma reserva, se dio el jueves en la noche en Rawson y es el segundo entre Ibarra y Colombo. Hace un mes se habían juntado a charlar y no sólo que no se pusieron de acuerdo, sino que después se escucharon críticas cruzadas que alejaron la posibilidad de un frente.

Las fuentes se mostraron sumamente cautas respecto a la idea de un armado conjunto, pero aseguraron que esta vez la reunión sirvió. Sobre todo, dijeron, porque Ibarra y Colombo ya no lo ven imposible. Mientras que Rosas, decididamente cree que es viable y en los últimos días salió públicamente a impulsar una sociedad.

Hasta ahora, la probabilidad de que el cobista y el rawsino coincidan en las urnas se ha visto condicionada, principalmente, por las aspiraciones de uno y otro. Tienen intenciones de encabezar la lista de candidatos y no han dado señales de estar dispuestos a cederle espacio al otro.

Según las fuentes, el jueves saltó a la mesa un elemento que podría saldar esa diferencia: una encuesta que permita decir cuál tiene mejor imagen para darle pelea al giojismo en las urnas y después, seguir charlando. Aunque, remarcaron, que en la cita no se escucharon promesas de renunciamientos en función del resultado.

Más allá de la contraposición de aspiraciones, en el medio hay una buena y una mala. La buena: Rosas dijo entre semana que la relación entre Ibarra y el macrismo no es impedimento para articular una sociedad. La mala: la líder de la Coalición Cívica busca que el rawsino se sume al frente que intentan armar su partido con la UCR, el Socialismo y Actuar para no darle ventajas al oficialismo, pero en el radicalismo local pusieron objeciones porque Ibarra no se ha desafiliado del justicialismo a pesar de haber armado recientemente un partido propio (Ver aparte).

Comentá la nota