Colombia amenazó con ir a la ONU

La relación entre los gobiernos de Colombia y Venezuela se deteriora cada día que pasa, al punto de que Brasil ya anunció que podría ejercer de mediador entre ambos países.
Tras la exhortación lanzada por el presidente venezolano, Hugo Chávez, a las fuerzas armadas de su país para que se preparen para una eventual guerra con Colombia en caso de ser atacados desde las bases militares estadounidenses que operarán en el país vecino, el gobierno de Brasilia saltó ayer a escena. "Brasil, siempre que puede, intenta aproximar posiciones y dialogar con las dos partes. Nuestro espíritu es siempre el de facilitar el diálogo, pero eso no depende sólo de nosotros", señaló Celso Amorim, canciller brasileño, en declaraciones desde Río de Janeiro. "Cualquier mediación debe ser solicitada por ambos países", aclaró el ministro de Relaciones Exteriores de Brasil.

La semana pasada, el presidente Luiz Inácio "Lula" da Silva había dicho que confiaba en que Chávez terminaría entendiéndose con su par colombiano, Alvaro Uribe, y que para ello pretendía promover una reunión entre ambos mandatarios el próximo 26 de noviembre en la ciudad brasileña de Manaos, donde Lula citó a los países de la cuenca amazónica para consensuar una posición común de cara a la cumbre sobre cambio climático a celebrarse en diciembre en Copenhague. Ayer, la idea de una reunión privada entre los dos presidentes caribeños para bajar la tensión volvió a ser mencionada. "Vamos a ver si surge una oportunidad para que los dos puedan estar juntos, quién sabe", deslizó, con cautela, Amorim, sin aludir a fechas, circunstancias ni lugares.

El gobierno de Lula, sin embargo, no fue el único en reaccionar. Evo Morales, presidente de Bolivia, también lanzó su propia iniciativa en el marco de la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA), y en este sentido anunció que pedirá una reunión de emergencia del ALBA para tratar la crisis. "Debemos definir una doctrina militar nacionalista y revolucionaria para la región", lanzó el mandatario boliviano. "El pueblo colombiano debe organizarse y derrotar democráticamente a los partidos políticos que convierten a Colombia en una gran base militar norteamericana o anexan a Colombia a Estados Unidos para agredir a los pueblos que luchan por su dignidad a través de Latinoamérica", afirmó el jefe de Estado en conferencia de prensa desde Cochabamba.

El gobierno colombiano, por su parte, anunció ayer que recurrirá a las Naciones Unidas y a otros organismos internacionales frente a lo que consideró como amenazas del gobierno de Caracas. "Ante estas amenazas de guerra pronunciadas por el gobierno de Venezuela, el gobierno colombiano se propone acudir al Consejo de Seguridad de la ONU y a la Organización de Estados Americanos (OEA)", rezó un comunicado leído ayer desde la Casa de Nariño por César Mauricio Velázquez, vocero presidencial del mandatario Alvaro Uribe. "El único interés que nos mueve es la superación del narcoterrorismo que durante tantos años ha maltratado a los colombianos. Por eso, el gobierno colombiano no ha hecho ni hará un solo gesto de guerra a la comunidad internacional, menos a países hermanos", precisó el texto.

Comentá la nota