Colombi se reunió con la Presidenta para acordar obras

Como broche de oro de su acercamiento a la Casa Rosada, el gobernador electo de Corrientes, el radical Ricardo Colombi, se reunió ayer durante 40 minutos con la presidenta Cristina Kirchner.
Dos días después de provocar una convulsión en la UCR con su afirmación de que en 2011 "Corrientes acompañará la candidatura de Néstor o Cristina Kirchner", Colombi terminó de sellar su acuerdo con el oficialismo.

En realidad, la reunión con la Presidenta fue formal, según confiaron en la Casa Rosada a LA NACION. Los temas concretos de asistencia financiera y obras se habían conversado en las reuniones previas con el ex presidente Néstor Kirchner y con casi todos los ministros.

De todos modos, trascendió que la Presidenta le prometió "ayuda y cooperación" mediante fondos y la gestión de obras públicas a partir de que asuma, el 10 de diciembre.

"A Colombi le pidieron que viniera a sacarse la foto con la Presidenta para que quede bien expuesto el acuerdo político que hizo con el Gobierno", deslizaron fuentes de la Casa Rosada, pero formalmente no se aclaró el contenido de la reunión, de la que también participó el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández.

Al salir del encuentro, Colombi evitó a los periodistas que lo siguieron hasta la explanada de la Casa de Gobierno, aunque más tarde envió un comunicado donde detalló todas las reuniones que mantuvo con los miembros del Gabinete y las obras de las que hablaron.

Según reconocieron a LA NACION cerca del gobernador, es parte de su estrategia de blanquear que su acuerdo con el Gobierno no responde motivaciones políticas o ideológicas. Colombi nunca ocultó que se acercó a la Casa Rosada exclusivamente en busca de obras y fondos, y su comunicado parece reafirmarlo.

En él detalla que después de reunirse con Néstor Kirchner, hace 3 días, lo recibieron Fernández y los ministros Florencio Randazzo (Interior), Alicia Kirchner (Desarrollo Social), Julio De Vido (Planificación), Amado Boudou (Economía), Julián Domínguez (Agricultura) y Julio Alak (Justicia).

"Entre el martes y hoy mantuve reuniones muy positivas, en las que logramos avanzar en proyectos fundamentales para Corrientes", dice el comunicado de Colombi.

"Estamos hablando de cuestiones financieras, de obras públicas y programas que abarcan las áreas de seguridad, educación, producción e infraestructura, además de los principales programas sociales", puntualizó el gobernador, que auguró un "nuevo tiempo en las relaciones" entre la Nación y Corrientes.

"Tengo la responsabilidad de velar por los intereses de un millón de correntinos y eso es exactamente lo que estoy haciendo. Cualquier otra consideración de tipo ideológico o de posiciones personales es claramente secundaria", sintetizó Colombi, que ya le avisó la UCR que le tengan paciencia hasta que saque del rojo las cuentas provinciales.

Mientras tanto, el Gobierno y la UCR se enfrentaron por el episodio, y el jefe de Gabinete aprovechó para recordar que el primer radical K había sido Julio Cobos. "Es mucho más crítica la actitud del vicepresidente, que ahora hace campaña contra la Presidenta", le apuntó.

Desde la UCR, su titular, Gerardo Morales, repitió que el gobernador podría ser expulsado del radicalismo, pero prefirió culpar a Néstor Kirchner. "Desde su unidad básica de Olivos, maneja el gobierno según su conveniencia. Es inadmisible e indigno que los gobernadores tengan que recibir la venia del ex presidente para poder gobernar", disparó.

Idas y venidas

EL COMIENZO

Gobernador y amigo

Entre 1999 y 2005 gobernó Corrientes y trabó una buena relación con Néstor Kirchner, que ganó la presidencia en 2003.

TRAICIONADO

Sucesión traumática

Imposibilitado por la ley para ser reelegido, en 2005 apoyó a su primo, Arturo Colombi (con quien se peleó a muerte poco después), y se apoyó en la UCR para volver al poder.

LA CAMPAÑA

Un candidato radical

En octubre pasado le ganó a su primo (cobista) con el apoyo de la UCR. Dijo que para 2011 quería "un candidato radical" y que Cobos tenía que "volver a la UCR para poder postularse".

VOLVER AL PODER

Pacto con la Casa Rosada

Un mes y medio después de ganar se reunió con Kirchner y dijo que "Corrientes acompañará la candidatura de Néstor o Cristina Kirchner" en 2011.

Comentá la nota