Los Colombi cruzan acusaciones por la muerte de un empresario

Los Colombi cruzan acusaciones por la muerte de un empresario
El suicidio desnudó una trama de negocios políticos sucios. El empresario muerto estaba en la mira de la Justicia por la distribución irregular de la pauta del gobierno de Arturo Colombi y había denunciado a Ricardo por enriquecimiento ilícito.
En la pelea política correntina todo es posible. Alianzas, rupturas, sospechas, intrigas, rencores, negocios políticos sucios. Hasta la sorpresiva aparición de un cadáver dos días antes del balotaje, que disparó una escalada de acusaciones mutuas entre los primos radicales Arturo y Ricardo Colombi a horas de la elección decisiva de hoy.

Hernán González Moreno, cuyo cuerpo ya está en Buenos Aires para ser inhumado hoy, era un empresario clave en el esquema de poder correntino. Con sólo 28 años había montado una agencia de noticias cautiva del gobierno, que recibía generosos aportes de publicidad oficial. Como un ariete del "arturismo", había denunciado hace poco a Ricardo por enriquecimiento ilícito y evasión fiscal (para eso contrató al polémico abogado Mariano Cúneo Libarona), pero a la vez su empresa Negocios Correntinos estaba en la mira de la Justicia por la distribución irregular de la pauta del gobierno.

Es justamente esa vinculación comercial, los negocios políticos con el gobierno, lo que quedó en el centro de la pelea de los primos Colombi.

Cerca del gobierno dicen que la denuncia contra Ricardo estaba a punto de ampliarse, con datos frescos, lo que habría complicado al candidato opositor. Y al revés, en el campamento de éste se dice que en realidad "a Hernán lo dejaron solo, le soltaron la mano" y que el empresario "temía ir preso" por sus vinculaciones con el gobierno de Arturo.

Lo cierto es que la inesperada muerte se convirtió en el centro de las sospechas de este final de campaña.

El viernes, pocas horas después de la aparición del cadáver de González Moreno -ayer se confirmó que fue un suicidio-, el gobierno provincial de Arturo dio el primer golpe: en un parte oficial, y en declaraciones de funcionarios, se dijo que antes de morir el hombre culpó a Ricardo de las amenazas contra él y su familia. Fue su argumento para pegarse un tiro, según la versión oficial.

Ayer, Ricardo -el candidato opositor que ganó por 5 puntos la primera vuelta electoral- denunció que se hizo una "utilización política" del suicidio. En declaraciones a Radio Mitre, dijo desconocer que el empresario hubiera recibido amenazas y describió la situación como un "mar de dudas".

Muy cerca del gobernador Arturo insisten con su versión: en riguroso off the record ("para no violar la veda electoral", dicen), sostienen que "las amenazas son obra de la banda de Ricardo", quien "hizo de su campaña tensión y revanchismo, y la gente que lo sigue cree que tiene luz verde para cualquier cosa". Según ellos, "Ricardo maneja a parte de la policía, y los instruyó para que hostiguen a Hernán. Pero no esperaban este final de tragedia". Lo ven como un ogro maldito, cuya figura se les agiganta porque las encuestas dicen que ganará la elección por entre 15 y 20 puntos. En este tema del resultado electoral parecen resignados: "hicimos un buen gobierno, pero la gente es la que vota. Que sea lo que Dios quiera", dijo un funcionario de altísimo nivel.

En las oficinas de Ricardo reina el optimismo, pero también el temor. No saben cómo reaccionarán los votantes. Les costó evaluar cómo salir a responder las acusaciones. "El que debería dar las explicaciones es Arturo. El empresario pertenecía a su entorno, recibía mucho dinero de la provincia -deslizan- ¿por qué no pensar que estaba muy presionado por su pasado reciente cerca del gobierno?". El propio Ricardo Colombi recordó ayer que González Moreno "era empleado del gobernador" y sugirió "investigar esa relación".

Y el fiscal general de Corrientes, César Sotelo –a quien muchos atribuyen cercanía con Ricardo– dijo a Radio Mitre que González Moreno estaba siendo investigado por peculado ("por cuantiosas facturas de publicidad otorgadas desde 2007") y su declaración indagatoria era "inminente". Y que la motivación de la muerte de González Moreno hay que buscarla justamente en esta imputación judicial.

Cuando se le preguntó si era posible que González Moreno se haya suicidado o lo hayan inducido al suicidio porque en su indagatoria podía declarar en contra del gobernador, contestó que "sí".

Comentá la nota