Colombi cancela el llamado para votar a gobernador el 28 de junio.

Ante la judicialización, el Mandatario decidió firmar el Decreto por el cual derogará la convocatoria inicial. Aún no resolvió la nueva fecha en la que se votará a la fórmula de Gobierno y legisladores provinciales, pero deberá ser entre agosto y octubre.
A última hora de ayer, fuentes del Gobierno provincial confirmaron a "época" que el mandatario correntino, Arturo Colombi, firmaría en las próximas horas la derogación del Decreto 404 a partir del cual había convocado a elecciones a gobernador, vicegobernador y a legisladores provinciales el 28 de junio, en forma conjunta con la renovación de los representantes provinciales en el Congreso.

Si bien el fiscal de Estado, Fernando Carbajal, había señalado a este medio el domingo, que en esta semana el Poder Ejecutivo avanzaría con la presentación del escrito judicial para atacar la "cuestión de fondo" con relación a la suspensión de los comicios determinada por la jueza con competencia electoral María Eugenia Herrero, la decisión de Colombi era una versión que corría ya desde hacía varios días.

Sin embargo, se esperaba que definiera en el mismo acto la nueva fecha de convocatoria a elecciones, e incluso se mencionó como posible jornada de votación el domingo 16 de agosto.

Por lo pronto el Decreto, cuyo bosquejo evaluaba el Mandatario en horas de la noche, sólo implicaba la derogación del llamado anterior y dejaba abierta la discusión con relación a los comicios para la fórmula de Gobierno, diputados y senadores provinciales, cuya definición deberá ser plasmada en un nuevo Decreto.

"El objetivo de esta decisión es proporcionarle a la sociedad de Corrientes visos de certeza acerca de lo que la sociedad va a votar el 28 de junio", argumentaron desde Casa de Gobierno, luego de lo cual comentaron que, en este esquema, sólo se elegirán legisladores nacionales.

"En función de la trascendencia que tiene decidir la representación de Corrientes en el Congreso, este hecho no puede estar atado a las indefiniciones y las dilaciones judiciales para definir la cuestión de fondo", sostuvo el vocero del oficialismo.

Las últimas decisiones de la jueza Herrero, a partir de las cuales suspendió la elección de la fórmula de Gobierno y dejó en pie las legislativas provinciales para el 28 de junio (lo cual podría se ratificada en un fallo sobre el fondo de la cuestión), implicaba la posibilidad de que se debieran cumplimentar los plazos establecidos en el artículo 156 de la Constitución provincial y votar de manera aislada quién sería el próximo gobernador, entre agosto y octubre.

Ante esta situación, que sin dudas podría repercutir en el grado de compromiso de algunos líderes territoriales del interior que ya tendrían definido su escenario, sumado al desgaste que implicaría la judicialización del tema, Colombi cambió de estrategia y derogó la fecha inicial. Ahora, el Gobernador tiene tiempo hasta la primera quincena de mayo (como mínimo) para un nuevo llamado, en caso de optar por adelantar los comicios lo más posible y votar a mediados de agosto.

ANTE EL CAMBIO EN EL ESQUEMA: Panorama incierto para las comunas que se habían sumado a la fecha provincial

La modificación de los parámetros electorales por parte del Gobierno, si bien establece cierta claridad en cuanto a la votación (a nivel provincial) de legisladores nacionales para el 28 de junio, genera incertidumbre respecto de las comunas que habían adelantado también sus comicios en función de la fecha determinada en la Provincia.

"Hay 62 municipios que ya anunciaron que votarán el 28 de junio", confirmó el pasado 2 de abril el subsecretario de Asuntos Municipales, Miguel Angel Pérez.

"Sentimos que la unificación traerá claridad a nuestros comprovincianos al momento de concurrir a las urnas porque en una sola jornada podrán elegir candidatos nacionales, provinciales y locales", había interpretado en ese momento el funcionario de Gobierno.

Sin embargo, la judicialización del tema complicó el escenario y la duda recae sobre la continuidad o no de la fecha señalada en los municipios que habían adherido.

Más allá de la decisión política que implicará por parte de cada intendente mantener la convocatoria o derogarla y esperar a que Arturo Colombi determine un nuevo llamado, mucho dependerá de los términos en que hayan sido convocados los comicios.

Es decir, si las resoluciones municipales adhirieron al Decreto 404 (que quedaría

abstracto en las próximas horas) lógicamente deberían quedar sin efecto y caerían automáticamente. Por el contrario, en aquellas comunas en que la adhesión fue a la convocatoria nacional plasmada en la Ley 26.495, la fecha sigue firme.

Comentá la nota