Colombi asumió como gobernador de Corrientes

Ricardo Colombi asumió la Gobernación de Corrientes con el respaldo de la Casa Rosada y un fuerte mensaje a la conducción de la UCR nacional, que desembarcó en la provincia para "defender el voto" de los correntinos.
Ante la Asamblea Legislativa y antes de concurrir a la Casa de Gobierno para el pase de mando ante su primo Arturo Colombi, el mandatario advirtió en forma tajante que los "únicos" que deben juzgar sus acciones "es el millón de correntinos y nadie más".

"Ese es el único veredicto al que nos vamos a atener", subrayó Colombi, que contó con la presencia del jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, y el ministro del Interior, Florencio Randazzo, en la ceremonia de investidura protocolar en la Casa de Gobierno local.

"Asumo con una visión optimista. Tenemos la oportunidad de reflexionar sobre cómo queremos que sea el futuro. Si nosotros no hacemos las cosas, nadie vendrá a hacerlas por nosotros", dejó en claro Colombi, que en los próximos días volverá a Buenos Aires para finar un convenio de financimiento en la Casa Rosada.

De esta manera, el gobernador dio por cerrada la discusión que mantiene con la UCR nacional, que derivó en la suspensión de su afiliación, por su acercamiento al Gobierno nacional luego de su triunfo en las elecciones, para las que contó con el apoyo del radicalismo y un fuerte mensaje opositor.

Furiosos con el sorpresivo vuelco del mandatario, los máximos representantes de la UCR nacional desembarcaron en la ciudad de Corrientes y, a pesar de haber recibido invitación a la ceremonia, se refugiaron en el Comité Nacional con duras críticas al gobernador por su alineamiento al kirchnerismo.

Mientras, cientos de radicales correntinos celebraban en el patio de la Casa de Gobierno la inauguración del nuevo mandato, lo que dejó al descubierto las grandes diferencias que existen entre la dirigencia local y la UCR nacional, que mantiene intervenido el Comité provincial con José Luis Bellia.

El presidente de la UCR, Ernesto Sanz, destacó que el objetivo de su visita fue "acompañar el sufragio popular de los correntinos en defensa del federalismo" y "evitar que Néstor Kirchner se robe votos".

"Venimos a evitar que Kirchner les robe los votos a los correntinos. Venimos a evitar que el gobernador tenga la necesidad de arrodillarse ante la Nación para conseguir fondos para su provincia", señaló Sanz.

Antes de dar una conferencia de prensa en la sede de la UCR provincial, Sanz destacó que la sanción al gobernador Colombi "siguen en estudio y no se levanta" porque "es un radical que está sometido a una evidente presión, a un cepo extorsivo que también sufren otros gobernadores como Jorge Sapag de Neuquén y Fabiana Ríos de Tierra del Fuego".

"La extorsión del Gobierno Nacional no diferencia banderas políticas y es evidente que todas las provincias argentinas pierden; por eso levantamos la voz por todos", insistió Sanz.

En tanto, el titular del bloque de senadores de la UCR, Gerardo Morales, indicó que Kirchner llegará a Corrientes para "prepotear" porque "lo que quiere es someter a Colombi y a toda la provincia a sus actos políticos".

"Iremos a cuanta provincia sea necesaria, porque una de las políticas inclaudicables de la UCR ha sido la defensa del federalismo; sin equidad no hay desarrollo económico ni humano. Nosotros estamos acá para respaldar la voluntad popular", remarcó.

En el mismo sentido se expresó el ex gobernador de Chaco y vicepresidente radical, Ángel Rozas, quien afirmó: "Vengo muy preocupado a Corrientes a apoyar a los radicales porque mi provincia ha sufrido la extorsión del Gobierno nacional que cree que con la billetera gorda puede llevarse todo por delante".

"Desde el Radicalismo defenderemos el federalismo de todas las provincias. Los hermanos del NEA y NOA, los pobres del norte argentino que tenemos dolores comunes, como la indigencia, la exclusión social y el desempleo, tenemos desde hace muchos años esta diferencia con el Gobierno Nacional", concluyó.

Comentá la nota