Colocaron 113 asientos en la Avenida de Mayo

Son de hormigón gris y antivandálicos, pero no antigraffiti. Se orientan hacia edificios históricos y están ubicados en una zona plenamente turística
Pasan desapercibidos por el ruido y el movimiento de la avenida. Son 113 bancos distribuidos en las diez cuadras que abarca la Avenida de Mayo, entre la Plaza de Mayo y la Plaza Congreso, con un diseño en hormigón gris que se funde con el entorno.

Fueron instalados a mediados de diciembre, por iniciativa de la Dirección General de Casco Histórico del Ministerio de Cultura porteño, y están ubicados con vista a las fachadas de edificios históricos, como el Palacio Barolo, el ex La Prensa o el Pasaje Roverano.

El proyecto se desarrolló en apenas seis meses, incluyendo el diseño, el llamado de una licitación, la adjudicación de los trabajos, la fabricación y la colocación de los bancos. En esto colaboró el Ministerio de Desarrollo Urbano, a través de su dirección de Proyectos Urbanos y Arquitectura con una inversión total de $793 mil.

El primer paso fue hacer un relevamiento de la avenida para nada sencillo. Los bancos fueron colocados en lugares muy específicos, sobre todo delante de edificios emblemáticos. Por eso los bancos se pusieron mirando a la cuadra de enfrente.

El diseño de los bancos, realizado por la arquitecta Diana Cabeza, fue pensado especialmente para la avenida. A la vista parecen de mármol. Además, como en Avenida de Mayo las manifestaciones son frecuentes, son antivandálicos. Y su estructura está calculada para que soporten el peso, con una parte enterrada tan grande como la que se ve según informa el diario Clarín.

Ahora, se esta estudiando poner bancos metálicos en avenida Garay al 500, para que los vecinos puedan volver a tomar mate en la vereda.

Comentá la nota