Coletazos de la guerra en Franja de Gaza

Hillary Clinton recién dejaba Medio Oriente con intenciones de avanzar en un proceso de paz cuando la violencia volvió entre los israelíes y los palestinos. Una tregua que no se cumple.
Tres combatientes palestinos murieron y dos resultaron heridos el jueves cerca del campo de refugiados de Maghazi, en el centro de la Franja de Gaza, en dos ataques aéreos de Israel tras la partida de la región de la secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton.

Uno de los combatientes muertos pertenecía a la rama armada de la Jihad Islámica y el segundo al Frente Democrático de Liberación de Palestina (FDLP), precisaron ambos grupos. Un tercer combatiente herido en el ataque falleció luego en el hospital, según fuentes médicas. Su identidad se desconocía por el momento.

La incursión aérea israelí apuntaba a un grupo de hombres que habían disparado un cohete antitanque en dirección de una unidad israelí del lado israelí de la barrera de seguridad de la frontera, afirmó un portavoz militar israelí.

Por otra parte, tres cohetes disparados desde la Franja de Gaza cayeron el jueves en el territorio israelí sin causar víctimas ni daños, según el portavoz militar. En respuesta a esos disparos, la aviación israelí realizó el jueves por la noche cuatro ataques contra túneles de contrabando entre la Franja de Gaza y Egipto, anunció el portavoz militar en Tel Aviv.

A pesar de un alto el fuego acordado el 18 de enero pasado, tanto el disparo de cohetes palestinos como los ataques de artillería israelí se han mantenido constantes. Israel acusa de terrorismo al grupo palestino Hamas, que controla la Franja, porque sus cohetes son lanzados contra la población civil. Hamas acusa a Israel de incumplir su compromiso de levantar el bloqueo que hambrea a los habitantes de la Franja.

“Nuestros aparatos atacaron cuatro túneles excavados bajo la frontera entre la Franja de Gaza y Egipto a la altura de Rafah”, en el sur del territorio palestino, dijo el portavoz militar israelí. Algunos testigos palestinos confirmaron que se produjo al menos un ataque aéreo israelí cerca de Rafah, sin causar heridos.

En un comunicado publicado en Gaza, las Brigadas de Al Qods, el brazo armado de la Jihad Islámica, reivindicaron anoche cinco nuevos disparos de cohetes contra Israel tras haberlo hecho durante la jornada anterior con otros cinco, en represalia por la muerte de un combatiente y un jefe militar suyos.

Ese jefe, Jaled Saahlan, falleció a causa de las heridas recibidas en un ataque de la aviación israelí cerca del campo de refugiados de Jabaliya, que también dejó un herido muy grave.

Israel efectuó del 27 de diciembre al 18 de enero una vasta ofensiva militar en Gaza, supuestamente para poner fin al disparo de cohetes y obuses de mortero desde este territorio controlado por el movimiento islamista palestino Hamas. Sin embargo, ya se han disparado unos 120 proyectiles desde que terminó la campaña, que en tres semanas mató a 1330 palestinos.

Después de un alto el fuego decretado de forma separada, Israel y Hamas habían empezado negociaciones –indirectas– con la mediación de Egipto para lograr una tregua prolongada en Gaza, pero no hubo acuerdo.

Los dos ataques israelíes se producen poco después de que Clinton se fuera de la región, al concluir su primera visita a Israel y los territorios palestinos desde que asumió como jefa de la diplomacia del gobierno de Barack Obama.

En su visita, la canciller subrayó la determinación de Washington de hacer avanzar el proceso de paz y trabajar por la creación de un Estado palestino. Clinton también denunció los disparos de cohetes desde Gaza contra el sur de Israel. “Estoy preocupada por la continuación de los ataques con cohetes desde Gaza; llamamos a todas las partes a obrar a favor de un alto el fuego duradero”, sostuvo.

Comentá la nota