Colegios privados harán “un esfuerzo por mantener el valor de la cuota todo el año”

Crisis. En el difícil contexto económico, la enseñanza privada buscará sostener una cuota que empieza con un aumento sobre el que el Spep dio libertad de acción a cada institución.
Los colegios privados santiagueños no son ajenos al cimbronazo económico que sacude al mundo, y ya han anunciado que varias instituciones iniciarán el año con aumentos en sus aranceles, para poder afrontar el ciclo lectivo en condiciones. Los aumentos varían según cada institución, ya que el Servicio Provincial de Enseñanza Privada (Spep) dio libertad de acción para que sean manejados de forma particular, según las necesidades y la situación de cada escuela. Según pudo saber EL LIBERAL, la intención es que las cuotas se mantenga el valor durante todo el año, aunque desde los colegios aseguran que “hay incertidumbres y no pueden darse garantías”.

Susana Muratore, presidenta del Spep, explicó que “el procentaje ha sido propuesto por cada institución, y ninguna ha superado lo establecido por la ley, cada una se ha manejado con lo mínimo posible”. Indicó, además, que “no es algo generalizado porque hay muchos colegios que no han pedido aumento”, y que los que lo han hecho son los que estaban “dentro de la banda arancelaria que va desde los 15 a los 35 pesos”.

Diego Basualdo, representante legal de los Colegios San José y Misericordia, entre otras instituciones educativas del medio, admitió que “hay preocupación por la situación económica”, pero dijo que “la intención es sostener el arancel comprometido durante todo el ciclo lectivo”. Advirtió, sin embargo, que “si al fijar este arancel nos preguntamos si estamos seguros de que se va a poder transitar el año sin ningún sobresalto, la respuesta es no”.

Basualdo calificó a las cuotas de los colegios como “un arancel de carácter social”, porque lo que se pretende es “acompañar en la crisis a la familia santiagueña con nuestro esfuerzo, y tratar de no agravar aún más la situación de la célula social”.

Una de las variables que sin dudas influirá al balance económico del sistema educativo es el aumento del piso salarial docente que el Gobierno de la Nación aprobó días pasados. Sin embargo, las escuelas privadas no sentirán tanto su impacto. “En general, los colegios de gestión privada en Santiago tienen un aporte del Estado – explicó Basualdo – y éste será el que absorba la mayor carga salarial. De todas maneras, todos los colegios tienen una carga salarial que hacen frente con fondos privados. En ese aspecto asumimos el riesgo y el sacrificio de intentar no elevarnos y poder solventar los incrementos que hubiere”.

Comentá la nota