Los colegios de la Capital reclaman una suba del 20%

Después de un comienzo de clases agitado por los reclamos salariales de los docentes, que derivaron en largos paros, los colegios privados de la Capital que son subsidiados pedirán hoy al gobierno porteño autorización para aumentar un 20% el valor de las cuotas.
Pero el Ministerio de Educación porteño ya anticipó que no admitirá un incremento de esas proporciones, y así lo comunicará hoy, a las 18, en la reunión que mantendrá con los padres y con las entidades que representan a los propietarios de los colegios.

En la ciudad hay unos 800 colegios privados, con una población de 350.000 alumnos. De ellos, alrededor de 450 reciben subsidios y deben pedir autorización para aplicar aumentos. La última les fue otorgada por el gobierno porteño y por la Secretaría de Comercio Interior, que conduce Guillermo Moreno, en mayo del año pasado, cuando subieron las cuotas 19,5%. Los otros 350 establecimientos no reciben aporte estatal y tienen un margen de libertad para aplicar aumentos; por eso, muchos ya lo hicieron en los últimos meses.

Los colegios que piden que les dejen aumentar fundamentan el reclamo en las subas salariales otorgadas a los docentes en octubre y en marzo pasados, que suman 26,8%, según el Ministerio de Educación.

A diferencia de la Capital, los 3500 colegios privados de la provincia de Buenos Aires fueron autorizados a fines de 2008 a cobrar una cuota extraordinaria y ajustar en 15% los aranceles a partir de marzo de este año.

Para sustentar su reclamo, las instituciones privadas de la ciudad alegan que no sólo tuvieron que afrontar un mayor impa cto en los costos por el alza de los sueldos docentes, sino también por el incremento salarial del 23,5% otorgado el mes pasado al personal administrativo y de maestranza, advirtió a LA NACION el secretario ejecutivo de la Coordinadora de Instituciones Educativas Privadas (Coordiep), Norberto Baloira.

"No hay que aplicar en forma directa el incremento salarial docente en el valor de las cuotas", señaló, en cambio, el director general de Educación de Gestión Privada del gobierno porteño, Enrique Palmeyro.

Explicó que el decreto 2417/93 establece un límite para las escuelas que reciben aportes: no pueden trasladar a los aranceles más del 60% del incremento salarial. "Seguro que el 20% no se va a otorgar", dijo el funcionario.

La última vez que se autorizó a los colegios privados porteños a incrementar sus cuotas fue en marzo del año pasado, debido al aumento salarial que se otorgó a comienzo del ciclo lectivo de 2008. Sin embargo, en los últimos meses del año pasado hubo quejas de varios padres que recibieron notificaciones de los colegios sobre un incremento en la cuota para principios de 2009, con subas del 10 al 22%, con extremos que llegaban al 30 por ciento.

Alfredo Fernández, de la Asociación de Entidades Educativas Privadas de la República Argentina (Adeepra), dijo al respecto: "Los padres que se quejaron a fin del año pasado eran de colegios sin aportes. El últimos aumento autorizado fue el de la Secretaría de Comercio y comenzó a regir el 1° de mayo de 2008".

Palmeyro aclaró que la discusión que se dará hoy en el área a su cargo está limitada a los colegios que reciben aportes estatales. Las instituciones educativas que no reciben subsidios, precisó, son controladas por la Secretaría de Comercio Interior.

En cuanto al aumento que podría definirse hoy, Baloira explicó: "Se necesitaría un aumento del 20%, pero estamos dispuestos al diálogo. Somos conscientes de las limitaciones de las familias. Los colegios se quedaron sin reservas al absorber los aumentos del año pasado y los de este año".

Quejas del consumidor

"Es una locura", dijo Susana Andrada, presidenta del Centro de Educación al Consumidor (CEC), al reclamar que se dé mayor participación a los padres en la fijación de las cuotas.

"Hay que volver a aplicar el decreto 2417/93, que establecía automáticamente un porcentaje de aumento según los aportes que el colegio recibe del Estado", explicó Andrada. Dijo que el régimen se dejó de aplicar en 2006, cuando comenzó a intervenir la Secretaría de Comercio Interior.

"Como Moreno no quería que el aumento de los aranceles impactara en las mediciones del Indec, inventó el sistema de la «cuota recupero», que se fija a partir de una declaración jurada que presenta cada institución", dijo la titular del CEC.

Sobre este tema, Fernández dijo a LA NACION que a partir de este año la Secretaría de Comercio delegó nuevamente en cada jurisdicción la potestad de fijar los aranceles.

Esto pone fin al sistema de la "cuota recupero" en la ciudad de Buenos Aires, que el año próximo volverá a poner en marcha el sistema de bandas arancelarias. Así, este año habrá un sistema mixto: cada colegio establecerá un incremento porcentual de la cuota según sus mayores costos laborales, pero ya no se hará distinción entre cuota habitual y cuota recupero, según la decisión adoptada por el gobierno porteño.

Los aumentos a los salarios docentes que según los colegios justifican la actualización de los aranceles fueron del 15,8% en octubre del año último y del 11% en marzo último. Este último, sin embargo, no fue aceptado por la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE-Ctera), uno de los gremios docentes más representativos de la ciudad.

Gestión privada

* 800 colegios. Es la cantidad de colegios privados que funcionan en la ciudad de Buenos Aires. Allí estudian unos 350.000 alumnos primarios y secundarios. Representan casi el 50% de toda la matrícula escolar.

* Subvención. De los 800 colegios privados 450 reciben aportes del Estado, en distintas proporciones, y 350 no perciben ayuda. El subsidio permite cubrir el pago de los docentes de planta.

* Aumentos. El último ajuste de aranceles autorizado por el gobierno porteño y la Secretaría de Comercio Interior de la Nación fue en mayo del año pasado, al permitirse actualizar las cuotas un 19,5%.

* Más aumentos. Muchos colegios privados que no reciben aportes en la ciudad aplicaron aumentos en la segunda mitad del año. En esos casos, las cuotas no están ajustadas al control oficial.

* En la provincia. Más allá de la Av. General Paz hay 3500 colegios privados bonaerenses. Reúnen una población de 1,2 millones de estudiantes.

* Fin de año. Antes de terminar las clases en 2008, los colegios bonaerenses fueron autorizados a cobrar una cuota extra y actualizar los aranceles para 2009.

* Sin traslado. El gobierno de Scioli no autorizó incluir en las cuotas el último aumento salarial, aprobado hace dos semanas.

Sin cambios en la provincia

* LA PLATA.? Los 3500 colegios privados bonaerenses no están autorizados a incrementar las cuotas de sus aranceles. El director provincial de Educación de Gestión Privada, Néstor Ribet, dijo a La Nacion: "Los aranceles son exactamente los mismos que desde principios de año e idénticos a la última cuota de 2008". Recordó que hace algo más de una semana el gobierno provincial acordó un aumento salarial, que osciló el 10%, para los maestros estatales, pero aclaró: "En las escuelas privadas no existe el incremento automático. Las cuotas se deben mantener igual. Hasta que no haya una convocatoria de la Secretaría de Comercio Interior no hay nada que informar".

Comentá la nota