El Colegio de Abogados afirma que no hace falta una ley sobre subrogancias

El presidente de la institución no cree que pueda haber un pacto entre la Corte Suprema de Justicia y el Gobierno. Bustamante insiste en que no se puede dejar en manos de los otros poderes del Estado la independencia de la Justicia.
Apoyo de un concejal radical

El concejal radical José Luis Avignone dijo que comparte el criterio de nombrar jueces subrogantes y considera que la iniciativa debe plasmarse en un proyecto de ley. Pero, indicó que el Colegio de Abogados debe colaborar en la elección de una terna de candidatos a cubrir las vacantes en la Justicia. “Es un ente de caracter público que tiene el control de la matrícula y nuclea a los abogados en ejercicio de la provincia”, acotó. Las vacantes ascenderán a 18

Aumenta la cantidad de vacantes en la Justicia

Aunque están sorprendidos, en el Colegio de Abogados de Tucumán relativizaron la afirmación del gobernador, José Alperovich, de que buscará consensuar con la Corte Suprema de Justicia un proyecto de ley que permita la designación de jueces subrogantes o provisorios. “No creemos que haya un pacto, aunque consideramos que todos los poderes deben mantener relaciones, pero sin perder identidad y sin que se generen dependencias de unos respecto de los otros. Esto, en el caso de la Corte, tampoco puede significar que esta deje en manos de los poderes políticos la independencia de la Justicia ni el diagrama de las políticas judiciales que le corresponden”, advirtió ayer el presidente de la institución, Antonio Bustamante.

En diálogo con LA GACETA, el letrado insistió en la tesis de que no hace falta la sanción de una ley para enfrentar el problema que generó la jubilación de numerosos jueces y la imposibilidad de designar los sustitutos definitivos debido a la controversia judicial (entre el Colegio de Abogados y el Gobierno) por la integración del Consejo Asesor de la Magistratura (CAM). “En virtud de la Ley Orgánica de Tribunales, la Corte tiene las facultades legales necesarias para diagramar, a través de acordadas, todo lo relacionado con las subrogancias”, subrayó.

Bustamante volvió a la carga. “En esta coyuntura, propiciar un proyecto de ley significaría tanto como abrir una puerta, para que los poderes políticos intervengan de manera directa en las facultades propias de la Corte, con lo que esta dejaría sin efecto todos los pronunciamientos que vino efectuando durante todos estos años sobre la necesidad de garantizar la independencia judicial respecto de los otros poderes”, recalcó.

Reclaman un espacio

No obstante, si finalmente el alto tribunal concluyera que urge la sanción de una ley que permita subrogancias temporarias, el dirigente destacó que la opinión de los abogados no puede ser soslayada en el ámbito de los Tribunales. “Consideramos que la Corte estará a la altura de las circunstancias y que será coherente con la sentencia (del 8 de setiembre sobre la reforma constitucional) en la que analizó la naturaleza jurídica de nuestra institución y su rol legal en la administración de justicia, así como su incumbencia en todo lo relacionado con la independencia del Poder Judicial”, expresó Bustamante.

El letrado fue terminante. “Podemos aportar datos de la realidad necesarios o proyectos que, obviamente, serán considerados y resueltos por la Corte en tanto cabeza de un poder del Estado. Pero, para eso, debemos ser escuchados y participar en el lugar y con el rol que nos corresponde en todo lo que hace al diagrama de políticas judiciales, en tanto factores directos, comprometidos con la administración de justicia”, remarcó.

Comentá la nota