Colectivos pararán cada 300 metros

Serán unos 650 los nuevos indicadores de las paradas que tendrán información sobre el recorrido.
Las paradas de los corredores de colectivos urbanos del micro y macro centro salteño serán modificadas para que el usuario tenga más información y para descomprimir el tránsito en la capital salteña.

El proyecto, que comenzó a tomar forma tras reuniones entre representantes de la Autoridad Metropolitana de Transporte (AMT),

SAETA, la Unión Tranviarios Automotor (UTA), la Municipalidad y el Ministerio de Desarrollo Económico de la Provincia, prevé que los colectivos paren cada 300 metros como mínimo, carteles con más información para los pasajeros, la construcción de paradores en puntos neurálgicos y la pavimentación y reparación de algunas calles de la ciudad.

La primera etapa de la iniciativa abarcará el área comprendida en el micro y macro centro de la ciudad en el cuadrante comprendido entre las calles Necochea -Virrey Toledo y Sarmiento - San Juan; mientras que la segunda y última fase cubrirá las periferias, puntualmente entre las calles Arenales - Virrey Toledo y Sarmiento - Bélgica.

Serán 650 los nuevos indicadores que se plantarán durante la primera etapa y se prevé que cada uno identifique no sólo los números de los corredores sino también los puntos más importantes del recorrido que realizan.

Con la intención de que el tránsito en las calles por donde van los colectivos sea más ágil y fluido, también se prevé que las paradas sean rediagramadas para evitar que las unidades de SAETA se detengan en todas las esquinas, en cambio, con el nuevo proyecto se ubicarán las paradas cada 300 metros como mínimo. Además también se evitará que varios corredores paren en la misma cuadra.

"Este proyecto no sólo traerá mayor comodidad a los usuarios a la hora de tomar el colectivo sino que también disminuirá los tiempos de la vuelta de cada unidad", señaló a El Tribuno Gastón Moreno, miembro del directorio de SAETA.

El funcionario explicó que también está previsto construir paradores en algunos puntos neurálgicos de la ciudad. "Para esto habrá que tener en cuenta no sólo el lugar donde son necesarios sino también donde haya factibilidad, ya que algunas veredas son muy angostas", dijo.

El proyecto está tan avanzado que los planos con la ubicación de las nuevas paradas fue confeccionado y aprobado por todas las partes implicadas en el proyecto, SAETA, la AMT, la Municipalidad, la UTA y remitido a la Dirección de Tránsito de la Municipalidad.

Sólo resta que el Ministerio de la Producción de la Provincia convoque a una licitación para la fabricación de los indicadores de las paradas y, a partir de allí, en un plazo no mayor a los 40 días se comenzará a aplicar. Este proyecto responde a una inquietud de la UTA y contempla además la extensión de los carriles selectivos a otras arterias de la ciudad y la pavimentación de algunas calles.

De hecho, el intendente Miguel Isa, le solicitó a SAETA que realice una lista con las calles que más urgentemente requieren de pavimentación para mejorar el servicio y cuáles necesitan repararse.

Comentá la nota