Colectiveros quieren pagar con viajes las infracciones de tránsito

Tal como lo harán los remiseros y taxistas de la ciudad de Buenos Aires, los colectiveros de la Capital Federal no quieren pagar con multas las infracciones que cometan, sino realizando viajes
Tal como ya acordaron los taxistas de la ciudad de Buenos Aires, los colectiveros le reclamarán al Gobierno y al Poder Legislativo porteño no pagar multas por las infracciones de tránsito que cometan, sino realizar viajes comunitarios para subsanar sus faltas.

Los empresarios del sector y los sindicatos de choferes indicaron: "Por elementales razones de igualdad, (el beneficio) debería hacerse extensivo a los conductores de vehículos de transporte público, que tienen un nivel de exposición similar y una mayor probabilidad de cometer infracciones no culposas por la complejidad de la conducción de vehículos de gran porte, que trasladan hasta 75 pasajeros, de los cuales la mayoría viajan de pie".

Por su parte, Ricardo Cheik Alí, secretario general adjunto de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), declaró al diario Clarín que "estamos pidiendo un trato igualitario. Los colectiveros estamos muchas horas en la calle y nadie está exento de cometer errores".

La medida a favor de los taxistas

En diciembre de 2008 los ministros de Justicia, Guillermo Montenegro, de Desarrollo Urbano, Daniel Chain, y Desarrollo Social, María Eugenia Vidal, firmaron la resolución 868 para habilitar el traslado de ciudadanos en lugar de abonar multas. El régimen, que obliga a los taxistas y remiseros a realizar viajes comunitarios por las infracciones de tránsito cometidas, entraría en vigencia hacia fines de este año.

De todas formas, algunos legisladores porteños pretenden que esta medida no sea implementada sólo por una resolución, sino a través de una ley. Igualmente, en el Ejecutivo porteño aseguran que con la resolución basta porque el Código de Faltas autoriza a sustituir las multas por los viajes comunitarios.

Sin embargo, también hay voces en contra de la medida. Sucede que muchos detractores de la misma aseguran que con su implementación habrá una seguidilla de presentaciones judiciales de conductores particulares que reclamarán en mismo beneficio que los taxistas.

Comentá la nota