''Por un colchón o una frazada no van a cambiar el voto; eso es subestimar al votante''

La directora de promoción social, Zulma Mori, manifestó que el año pasado se habían recibido chapas, tirantes y tirantillo, pero este año, pese a que se envió la nota correspondiente, hace dos meses que no reciben nada.
Ante esto se comunicaron con el ministerio, y una persona que no quiso dar a conocer su identidad informó que los elementos habían llegado a Saladillo y que habían sido enviados a un "Centro de Investigación de Desarrollo Humano". Mori aseguró que ellos no conocen ninguna ONG con esa denominación en Saladillo, por lo que se desconoce el destino de esas cosas.

Al mismo tiempo aseguró que si bien no saben exactamente a dónde fueron los elementos hubo gente que les comentó que algún político le había prometido chapas y tirantes. Mori aseguró que esa es "la vieja manera de hacer política, que ya está desgastada porque la gente no es mas tonta. Por un colchón o una frazada no van a cambiar el voto; eso es subestimar al votante. A la gente se la compra con hechos y realidades".

Según explicó, también se comunicó con la secretaria del director de asistencia crítica, quien le indicó que desconocía el tema, y le indicó que se comunique con el director, y lleva un mes sin lograr hacerlo.

Desde el Municipio repartieron colchones y cobijas "a la gente que realmente lo necesita, porque acá no se reparte para ganar un voto político", sostuvo, y agregó que para esto se trabaja durante todo el año, con un seguimiento a la familia. "Hoy por hoy no tengo ni colchones ni frazadas porque no llegaron, ni tampoco tengo chapas ni tirantes", aseveró, y agregó que pese a esto el Municipio se ocupa de quienes tienen necesidades.

Comentá la nota