Colapsó el Registro Civil por los subsidios de $ 180

Calor y nervios. Hubo madres que pidieron entre 6 y 8 actas. La mayor demanda fue por documentación para el salario universal, anunciado en los últimos días por la Nación. Hoy atenderán al público desde las 13.
Cerca de un millar de mujeres reaccionaron irritadas ayer tarde, frente al Registro Civil, al verse imposibilitadas de obtener la documentación que requiere el flamante programa por el salario universal de $ 180.

Entre las 16 y 19, las mujeres protagonizaron graves incidentes en la delegación local, decepcionadas por retornar con las manos vacías hacia sus distintos hogares, en los barrios de la ciudad, y otras, procedentes de parajes vecinos departamentales.

Hubo cubiertas quemadas, empujones, dos adolescentes desmayadas producto de las gomas quemadas. La ira logró ser controlada por casi un centenar de policías, bien pertrechados, provenientes de las distintas comisarías.

En diálogo con EL LIBERAL, el titular de la delegación local del Registro Civil, Leonardo Camal, explicó: "El jueves entregamos más de 700 actas. Hoy viernes, fueron casi 4.000. Simplemente nos vimos superados, muy a pesar de que los 14 empleados trabajaron los dos días en horario corrido, fue imposible cumplir con toda la gente".

Saturación

Describió: "Habitualmente, el promedio normal es entre 250 y 300 actas de nacimiento, defunción y otros conceptos. Tiempo atrás, como máximo llegamos a 669 actas. Ahora, con el anuncio de la presidenta, Cristina de Kirchner, (Salario Universal) colapsamos".

Nada fue casual. Ocurre que en los últimos dos días la demanda voló por los aires.

"Tenemos al mismo personal para entregar actas de gente que viene para renovar documentación escolar de sus hijos, jardín de infantes, universidad, inscripciones, documentos para el Ipvu y ahora, el Salario Universal", detalló Camal.

Continuó: "Para organizar a la gente, el jueves entregamos 400 números y atendimos a todos. Pero cuando empezamos a sacar las actas se saturó el sistema del archivo. Encima, se rompió la fotocopiadora y no pudimos sacar más actas".

Agregó que por suerte el técnico reparó la fotocopiadora, ayer a la mañana.

La del viernes fue una jornada sofocante. "Reanudamos el trabajo a las 8 de la mañana. Hay 14 personas trabajando, más policías de civil, pero no damos abasto. El trabajo creció 8 veces y aún nos quedan más de 700 actas por entregar", enfatizó.

Comentá la nota