Dos colados, estrellas de la cena de Estado de Obama

WASHINGTON.- A Michaele y Tariq Salahi les gustan las buenas fiestas, dijo ayer un abogado que los conoce. Tal vez por eso la pareja de Virginia, dedicada a la cría de caballos, no pareció fuera de lugar en la cena de Estado que la Casa Blanca ofreció en honor al primer ministro de la India, Manmohan Singh.
Los Salahi fueron puras sonrisas mientras se codeaban con el vicepresidente Joe Biden; con el jefe de gabinete de la Casa Blanca, Rahm Emanuel; con el director Steven Spielberg; con la CEO de PepsiCo, Indra Nooyi, y con la presentadora de CBS News Katie Couric. Nadie sospechó que ellos eran una descarada pareja de colados y aspirantes a estrellas de un reality show .

El Servicio Secreto norteamericano está estudiando sus procedimientos de seguridad tras determinar que la pareja de Virginia logró infiltrarse en la celebración del martes a la noche a pesar de que figuraban en la lista de invitados, dijo Ed Donovan, vocero de la agencia.

"Los conozco. Y no encuentro ninguna razón para que necesiten un representante legal en este momento", señaló Paul Morrison, un abogado de Virginia que asesora a la pareja.

"Sólo fueron a una fiesta, no hicieron nada malo. Sé que disfrutan de una buena fiesta. Son simplemente buenas personas", dijo Morrison.

El presidente Barack Obama no corrió ningún riesgo porque los Salahi fueron sometidos a la misma revisión para detección de armas que el resto de las más de 300 personas que sí estaban oficialmente invitadas a la cena, manifestó Donovan. El vocero confirmó la identidad de la pareja.

The Washington Post , el primer medio que informó sobre esta aventura, dijo que los Salahi eran muy conocidos en el ambiente de los criadores de caballos de Virginia, en los torneos de polo y fiestas que se celebran en la capital, así como de las revistas del corazón. Y, según el diario, estaban siendo considerados para intervenir en el reality de la cadena Bravo Real Housewives of DC , en el que se sigue la vida cotidiana de un grupo de amigas de la alta sociedad.

En una entrevista del Early Show de CBS, en septiembre, Michaele había dicho: "Obama hizo muy fácil que cualquiera pueda visitar la Casa Blanca, de manera que ése es el acontecimiento más importante del momento". La entrevista formaba parte de un segmento dedicado a los candidatos de Real Housewives of DC , pero nunca fue emitida.

Por Facebook

El Servicio Secreto se enteró de la falla de seguridad anteayer, cuando la prensa reveló que los Salahi se jactaron de haber asistido al banquete privado en su página de Facebook, dijo Donovan.

Una de las muchas fotos subidas a la página de Facebook de Michaele muestra a la pareja junto a un sonriente Joe Biden. En otras imágenes, ambos aparecen solos o junto a Emanuel, Couric y otros.

Otras fotos de la pareja en Facebook mostraban una inclinación por posar con ricos y famosos: el príncipe Carlos, Obama, Bill Clinton, John McCain, la presentadora de televisión Oprah Winfrey, el actor Bill Cosby y el ex astronauta Buzz Aldrin.

Donovan se negó a comentar sobre si la pareja había sido contactada por el Servicio Secreto, sobre cuánto tiempo habían permanecido en el predio de la Casa Blanca y sobre cualquier otro detalle de la investigación.

The Washington Post dijo que los Salahi podrían enfrentar una potencial acusación de violación de propiedad privada si es que alguien del personal de la Casa Blanca no los había ayudado a entrar.

"Si mintieron para poder entrar, y parece que lo hicieron, es un delito federal", dijo a la CNN Frances Townsend, asesora de seguridad de la Casa Blanca durante la presidencia de George W. Bush.

El Despacho de Responsabilidad Profesional de la agencia estaba revisando lo ocurrido. Un primer hallazgo indicó que un punto de control de ingreso no siguió los procedimientos adecuados para chequear que la pareja figurara en la lista de invitados, dijo Donovan.

"Es importante señalar que ambos pasaron por todas las revisiones de seguridad, al igual que todos los invitados", agregó Donovan. Y, concluyó, Obama y el resto de las personas que se encuentran bajo la protección del Servicio Secreto tuvieron todos los resguardos habituales.

Comentá la nota