"Los colaboracionistas de la última Dictadura no tienen ética para hablar de institucionalidad"

Hizo notar que "los formoseños sabemos que para "ser libres debemos ser esclavos de la ley"
"El radicalismo local que se nutre de apellidos "colaboracionistas" de la última Dictadura Militar no tiene ética para dar lecciones de institucionalidad", afirmó doctor Williams Dardo Caraballo, al aludir a la detención del ex intendente Gabriel Hernández, en tanto remarcó que la habilitación para el ejercicio de la profesión "no nos otorga patente de corso para impedir que se ejecute un mandato judicial"

En declaraciones periodísticas, el letrado indicó que "basta recordar cómo se componía el Poder Judicial durante el Terrorismo de Estado para que el senador (Luis) Naidenoff entienda que no es lo mismo comparar el delito común, o poco común y las consecuencias de un procedimiento judicial, cuando la policía actúa como auxiliar de la justicia con orden judicial con "algún enorme desborde institucional".

Explayándose sobre el particular, Caraballo explicó que "si bien es cierto y resulta una garantía para los abogados que en el desempeño de nuestra profesión debemos ser asimilados a los magistrados en cuanto al respeto y consideración, no es menos cierto que dicha habilitación no nos otorga patente de corso para impedir que se ejecute un mandato judicial, porque después dicen que el Gobierno no acata o no cumple las decisiones judiciales, y el ejercicio abusivo de ese derecho puede configurar una traba a la jurisdicción que debe garantizar el debido proceso y la defensa en juicio".

Hizo notar a continuación que "los formoseños sabemos que para "ser libres debemos ser esclavos de la ley" y en ese contexto reafirmamos la vigencia del Estado Constitucional de Derecho y bregamos por la independencia del Poder Judicial y siempre defenderemos a los jueces probos y honestos y cuando así no fuere el juicio político y el jury de enjuiciamiento son las armas que otorgan la Constitución"

Más adelante, sostuvo que "resulta repudiable la actitud de Gabriel Hernández de pretender bastardear a los organismos de derechos humanos exigiéndoles públicamente que se pronuncien sobre su accionar, que cuando le conviene es como político, otras como abogado y algunas como periodista consorte".

"La bandera de los Derechos Humanos que es una Política de Estado desde el 25 de mayo del 2003 no puede trasladarse porque se desprestigian a la defensa de quienes cometen delitos comunes o en algunos cados prácticas extorsivas que bajo la máscara de la noble tarea de informar utilizan esa posición de privilegio para mancillar el buen nombre y honor de cualquier persona o familia, tanto del sector público como del sector privado".

Finalmente, puntualizó: "Es deber de todos defender las instituciones, pero es deber del gobernante ser garante de la gobernabilidad para que la Justicia con las garantías con mayúsculas realice sus procedimientos con el auxilio de la fuerza pública, en caso de ser necesario como rezan los mandamientos judiciales, finalizó el abogado querellante en el Juicio donde fue condenado a 25 años de prisión el gobernador de Formosa durante el Proceso de Reorganización Militar, general Juan Carlos Colombo.-

Comentá la nota