Código de Publicidad: Marcelo Artime defendió el proyecto

El presidente del Concejo Deliberante dijo que buscarán "compatibilizar la actividad comercial con la preservación del paisaje urbano". Y agregó: "Queremos que la publicidad sea un buen negocio para el municipio y la ciudad, no solamente para las empresas".-

Con esas palabras se expresó el presidente del Concejo Deliberante, Marcelo Artime, a poco de haberse iniciado el debate por la elaboración de un nuevo código en materia publicitaria en la ciudad.

En declaraciones radiales, el edil oficialista remarcó que el objetivo es "compatibilizar la actividad comercial con la preservación de un paisaje urbano", ya que si bien se entiende que Mar del Plata tiene una gran recepción de marcas, sobre todo en verano, "esto no puede afear la ciudad".

Artime rechazó la posibilidad de que la ciudad comience a tener "la foto que tienen algunos lugares del conurbano" o ciudades latinoamericanas "donde los edificios empiezan a prácticamente a desaparecer debajo de los carteles de publicidad".

"Lo que tiene que hacer es contribuir a que la publicidad sea un atractivo más y tener otras modalidades mucho más creativas que un simple cartel de chapa", advirtió el concejal.

Durante la presentación que se hizo el miércoles en el recinto del órgano deliberativo, desde la cámara de las empresas de publicidad en vía pública, -que pretenden ser partícipes activos del proyecto-, expusieron videos de importantes ciudades como Tokio y Nueva York para ejemplificar el tipo de tratamiento cultural que se le da a la temática.

El edil de Acción Marplatense tomó esto como algo positivo y subrayó en este sentido que en otros lugares del mundo "la publicidad empieza a ser casi un atractivo turístico". Por esto es que, según Artime, los avisos publicitarios deberían tener vinculación con actividades deportivas o de otra índole, "que no sean nada más que el cartel de chapa". De acuerdo al concejal, esto "a la comunidad no le brinda nada más allá del mensaje publicitario", por lo que habría que hacer hincapié en "un trasfondo relacionado con el deporte, el arte, la cultura y además que al transmitir un mensaje publicitario también se esté brindando algo que tenga que ver con la responsabilidad social empresaria".

Con respecto al dinero que traería la regularización de la actividad a las arcas comunales, Artime sentenció que ésta era otra de las cuestiones importantes para la instauración de un nuevo código.

"Ha habido en los últimos años mucha publicidad ilegal, puesta de manera que no corresponde y que además no abona nada al municipio", dictaminó y concluyó al decir: "Lo que queremos es que la publicidad sea un buen negocio para el municipio, para la ciudad y no solamente para las agencias de publicidad".

Comentá la nota