El Código de Faltas aún no tiene los cambios necesarios

En octubre recibió media sanción del Senado, pero la Cámara baja todavía sigue analizando la cuestión.
JURÍDICAS. Hace seis meses, el Senado dio media sanción al proyecto que modifica el Código Contravencional de la Provincia, como una de las materias pendientes en seguridad. Sin embargo, luego de una extensa ronda de consultas con diversos organismos de Derechos humanos, universidades, gremios y entidades relacionadas, la Cámara baja aún no ratifica el escrito. En una reunión bicameral mantenida la semana pasada, los Diputados se comprometieron a agilizar el tratamiento, aunque en un principio había asegurado que para fines de 2008 ya estaría aprobado el escrito modificado.

El pasado 7 de octubre, la Cámara alta de la Legislatura dio media sanción al proyecto presentado por el Partido Demócrata (PD) que modificaba el Código de Faltas de Mendoza, no sin un extenso debate previo sobre una serie de artículos que generaron críticas (ver relacionado). Luego de la aprobación en el Senado, el texto pasó a analizarse en la Comisión de Legislación y Asuntos Constitucionales (LAC) para darle despacho de comisión, una vez realizados los cambios pertinentes. Para solucionar la polémica surgida en base a estos artículos conflictivos, los legisladores decidieron contar con los aportes de organismos de Derechos Humanos, pero hasta el momento no se lograron avances relevantes.

“La ratificación del proyecto es una deuda pendiente de Diputados; en realidad, el Código de Faltas es una materia pendiente que la dirigencia política toda tiene para con la ciudadanía”, señaló el senador demócrata Carlos Aguinaga, uno de los autores del proyecto. De todos modos, reconoció que el presidente de la Cámara baja, Jorge Tanús, se comprometió a solicitar a la Comisión que apuren los cambios en el escrito para sancionarlo.

“Tenemos grandes avances, ya nos hemos reunidos con todos los sectores que debían realizar aportes, incluidos los jueces de faltas para que nos den su visión, pero todavía quedan varios puntos por resolver. De todos modos, vamos a agilizar el trámite como nos solicitaron porque al parecer hay ganas de tratarlo en breve”, concluyó el titular de LAC, el justicialista Raúl Millán.

Artículos conflictivos

Concretamente, son tres los puntos que generaron conflicto y atrasaron la aprobación del texto. El primer artículo cuestionado fue el 58, que sanciona la exigencia intimidante de retribución económica por una actividad realizada en la vía pública, castigando con arresto de cinco días o multas de $500 al que cometa la falta. Dentro de este apartado se incluirían los cuidacoches, así como los malabaristas, actividad que algunos no consideraban que debiera incluirse como contravención.

Por otra parte, los artículos 91 y 92 fueron los que generaron mayor disenso entre los senadores. Estos apartados hacen referencia a la turbación de la tranquilidad y la obstrucción de la vía pública.

En este sentido, el Código prevé la sanción y castigo de los que “de cualquier modo impidieren, dificultaren u obstaculizaren el ingreso o salida de lugares públicos o privados, o el tránsito y circulación de personas y vehículos por la vía pública”. La sanción a este tipo de actos podría ir del arresto por treinta días a la multa por $6.000.

Comentá la nota