Codere se quedaría sin las cuatro salas de Bingo que opera en Mar del Plata por decisión de Scioli

En anticipo que brindara a este Portal de Noticias el Secretario Adjunto de la Asociación Empleados de Maestranza de Casinos, Aníbal Setino acerca de la posibilidad cierta que se le caducaran los permisos a la empresa Codere en la explotación de los cuatro Bingos de Mar del Plata, fue anticipado ayer en la ciudad de La Plata por el diario Hoy, quien señala que el Gobernador ya tendría decidido no renovarle la autorización a aquella empresa en las salas que opera en la Ciudad Feliz.
Según se pudo saber en la Ciudad de las Diagonales el gobierno bonaerense ya tendría decidido no renovarle la licencia a la empresa Codere de las salas de bingo que opera en Mar del Plata, con lo cual la firma de capital español, que supo ser una de las principales beneficiadas durante el menemismo y gobierno de Eduardo Duhalde en la Provincia, perdería un millonario negocio.

El principal candidato para ocupar ese lugar en esta ciudad sería la sociedad empresaria, conformada por Gastón y Martín Blaquier, y Enrique Glazman, que actualmente operan el Bingo de Pilar.

Codere también perdió el control del bingo de La Plata, dado que el gobierno bonaerense a fines del año pasado confirmó que no le renovará la licencia. Esta compañía está asociada con el director del diario El Día, Raúl Kraiselburd, cuya fundación (es investigada por la Justicia por diversas irregularidades y se conformó 10 días antes de que se instalarán las maquinitas en la Plata) recibe dinero proveniente de la actividad lúdica.

Se estima que, por año, las máquinas tragamonedas recaudan unos $ 1.400 millones, de los cuales sólo $ 500 millones van a las arcas del Estado bonaerense.

Estos movimientos se producen en momentos en que se acerca la sesión de la Legislatura, en la que se tratará el nuevo marco normativo relacionado con el juego en la Provincia. Ocurre que en los próximos meses vencen las licencias de varias salas de bingo, y se espera una ardua disputa entre los empresarios que quieren conservar sus negocios, y aquellos que pugnan por desembarcar en territorio bonaerense.

Comentá la nota