Un cóctel de tarifazos y violencia

La sorpresiva irrupción del piquetero Raúl Castells en el Palacio Municipal le puso un "toque de color" a la sesión del Concejo Deliberante que aprobó el segundo incremento de tasas en dos años de gestión municipal del bruerismo. Más allá de los discursos en el recinto, se confirmó que el bruerismo aceitó a su propia tropa, y a sus aliados, para propinar un nuevo golpe al bolsillo a los vecinos y comerciantes platenses.
Pablo Bruera ya tiene "el privilegio" de ser uno de los intendentes que, en menos de 2 años de gestión, ya aplicó dos subas de tasas, que se suman a los tarifazos en el transporte público y en el estacionamiento medido.

Claro que los ingresos extras que se generaron no se tradujeron en más y mejores servicios, dado que las grandes tardanzas en las líneas comunales de micros se incrementaron, y hasta se eliminaron recorridos. Y gran parte de las obras que se hicieron en la ciudad se concretaron con fondos del Gobierno nacional que ahora escasean a raíz del juego pendular que tuvo el intendente en las últimas elecciones. Los desmanejos de los fondos de la Comuna quedan demostrados también por el hecho de que los jubilados del Municipio no reciben ni un peso de aumento desde marzo del año pasado, cuando las jubilaciones de la Anses y del IPS tuvieron incrementos en varias oportunidades.

Tras la aprobación de las tasas, el Departamento Ejecutivo presentó el proyecto de presupuesto para el año 2010. Con tiempo se realizará un análisis pormenorizado de los números. Pero algunas cosas se destacan. Al incremento del 21% en el monto total del presupuesto habría que descontarle un ponderado por inflación. Ahora, los números dan distinto si se utilizan las cifras del INDEC o las proyecciones privadas. Estas últimas estiman la inflación anual proyectada del año que corre en un piso del 15%. Por lo que tendríamos un aumento real del presupuesto del 7%, analizándolo con optimismo. Los ingresos propios proyectados suben el 21% (gracias al incremento de tasas). Descontada la inflación, quedamos en un 7%. Los recursos por ingresos tributarios y coparticipables también aumentarían en números redondos, otro 21% (o sea el 7%). Aquí lo que destaca es el aporte del Fondo de la Soja. Todo esto puede ser tan sólo un juego de números, pero también podría demostrar la necesidad de aumentar las tasas en función de evitar el rojo en las cuentas.

Las subas en las sumas destinadas a sectores prioritarios como salud, obra pública o las delegaciones municipales también podrían ser leídas como reasignaciones de partidas en aquellos puntos que la propia gestión bruerista evalúa como deficitarios.

Todo esto respecto del futuro. En cuanto al presente, al intendente se le presentó un frente de conflicto con las entidades representativas del comercio local, por tres cuestiones puntuales. Una es la movida de la venta callejera -y los incidentes acontecidos en 20 y 50, con dos vendedores ambulantes seriamente golpeados y acusaciones de actuación de patotas-. Otra fue la movilización de los comerciantes de la zona de Melchor Romero por la posible instalación de un predio símil "La Salada" en ruta 36 y calle 520, finalmente abortado por una votación en el Concejo Deliberante que la rechazó en base a un informe negativo de impacto ambiental. La tercera es la instalación de un hipermercado en las calles 120 y 80 de Villa Elvira, que generó una fuerte movida del comercio local (ver página 13). Desde las filas opositoras alegan que la empresa (una subsidiaria de la transnacional Carrefour) viola normativas vigentes, y acusaron al oficialismo de lisa y llana de complicidad.

Por otra parte, existe gran preocupación en diversos sectores por la violencia política que se viene ejerciendo contra grupos opositores al gobierno comunal. La paliza que recibió un militante de la Coalición Cívica por realizar pintadas y las agresiones que habría recibido Castells en la semana que pasó se suman a otros hechos de violencia, como la pelea por las licencias de los taxis y por el control del Mercado Regional. En muchos de estos lamentables acontecimientos estuvieron involucrados personajes -entre ellos reconocidos barrabravas- que estarían ligados a funcionarios municipales.

Comentá la nota