Cóctel de política y negocios

Las empresas que ganan licitaciones del Estado no estuvieron ausentes a la hora de poner plata para promocionar candidatos. Electroingeniería fue una de las firmas que aportó para dos Eduardo: Mondino y Accastello
El artículo 34 de la Ley de Financiamiento de los Partidos prohíbe "contribuciones o donaciones de empresas concesionarias de servicios u obras públicas de la Nación, las provincias o los municipios".

Sin embargo, la realidad indica que este punto no es tenido en cuenta y que en las rendiciones de los partidos políticos aparecen firmas estrechamente relacionadas con la obra pública o la concesión de servicios.

Un caso emblemático en este sentido es Electroingeniería.

En los balances presentados a la Justicia Federal Electoral de Córdoba (disponibles en www.pjn.gov.ar), en el marco de la última elección legislativa, la empresa cordobesa aparece como aportante de dos rivales, que tienen en común el nombre.

Sí, aunque resulte extraño o no en los tiempos que corren, Electroingeniería puso 15 mil pesos a Unión por Córdoba que llevaba a Eduardo Mondino como candidato a senador y un poco menos (diez mil) a la lista kirchnerista que postulaba a Eduardo Accastello.

Dos Eduardo, dos partidos separados por las diferencias políticas entre el Gobierno provincial y nacional.

Pero, a la hora de los negocios los problemas de los dirigentes pasan a segundo plano y los empresarios hacen su contribución en las canastas que consideran convenientes.

El monto de los aportes (de no ser mentiroso) es irrisorio comparado con las obras que Electroingeniería realizó, realiza y está por realizar.

De Córdoba a la Nación

Cuando estudiaban Ingeniería en la Universidad Nacional de Córdoba, Osvaldo Acosta, Roberto Zamuner y Gerardo Ferreyra, seguramente no imaginaron que iban a tener una empresa (Electroingeniería) que gracias a las obras públicas pasaría de una facturación: de 52 millones de dólares en 2000 a 101 millones de dólares en 2005.

El grupo se caracterizó por su buena relación con la clase política en los últimos años.

El fallecido ex gobernador Ramón Mestre cuando fue interventor en Corrientes le adjudicó a Electroingeniería varias obras del sector eléctrico.

El cambio de gobierno en Córdoba, al asumir José Manuel de la Sota, los encontró pisando firme.

Fue así, que Electroingeniería se quedó con la licitación para construir las nuevas escuelas que se hicieron en la provincia y en Villa María.

De allí en más, el nombre de la firma fue conocido para los villamarienses: el subnivel ferroviario y la medioteca también pasaron a sus manos.

La ampliación del edificio administrativo de la Central Nuclear Embalse, hasta el difícil saneamiento del lago San Roque, cuyo presupuesto total es de 22 millones de dólares estuvieron en la agenda de esta firma.

Pero, el crecimiento más importante lo tuvo con las licitaciones nacionales.

En 2006, Intesar (empresa del grupo) ganó una obra de 195 millones de dólares, el doble de su facturación en 2005. Se trata de la interconexión de extra alta tensión entre Puerto Madryn (Chubut) y Pico Truncado (Santa Cruz).

Gerardo Ferreyra, que estuvo detenido durante la dictadura militar, tiene buena llegada a los principales funcionarios nacionales.

Hoy, Electroingeniería es una de los grupos más importantes del país con obras a lo largo y ancho del territorio nacional. Hace poco incursionaron en los medios de comunicación comprando Radio El Plata.

En Villa María, en los últimos meses, ganaron las licitaciones más grandes: el puente entre Villa María y Villa Nueva y el Aeropuerto.

Las obras más importantes del Gobierno de Eduardo Accastello llevan el sello de Electroingeniería.

Más empresas

Otro de los aportantes de la candidatura a senador de Eduardo Accastello, es la empresa ARROW. Donó diez mil pesos.

La firma perteneciente al ingeniero Villanueva está realizando, entre otras cosas, la obra de cloacas en las dos Villas y el cercado perimetral del Parque Industrial.

En la lista de aportes figuran además la prestadora del servicio de recolección de basura Medio Ambiente SA y Planeta Verde, una compañía que algunos asocian con el ex funcionario municipal Otto Wester.

El kirchnerismo informó un gasto de campaña de 3.487.460,73 pesos.

Esta cifra fue considerada "mentirosa" por el diario La Voz del Interior que hizo un relevamiento del que surgió un gasto superior a los nueve millones.

Según el Frente para la Victoria los gastos fueron solventados con fondos públicos (140 mil), tres millones (donantes privados) y 433 mil aportados por empresas.

Palo a palo

Por su lado Unión por Córdoba declaró un gasto "palo a palo" con el kirchnerismo.

La lista de Eduardo Mondino invirtió 3.581.800 pesos, Otra cifra que no coincide con el relevamiento de La Voz que en su oportunidad estimó casi diez millones de pesos.

El PJ afirmó que de las erogaciones realizadas, tres millones fueron aportados por personas físicas y 485 mil de empresas o corporaciones.

El radicalismo, por su lado, declaró que la campaña de Ramón Mestre-Oscar Aguad le costó 1.478.190,28 pesos. La mitad de lo estimado por el informe del diario capitalino.

Aportes individuales y contribuciones de empresas, figuran en su listado.

La paradoja: el Frente Cívico de Luis Juez (que obtuvo el primer lugar en la lista de Senadores) fue el que menos gastos hizo. El juecismo declaró un gasto de 265.298,79 pesos y ningún aporte privado. Para el diario cordobés, Juez gastó casi un millón, de cualquier manera apenas un diez por ciento de lo adjudicado al kirchnerismo que salió cuarto o a Mondino que fue tercero.

Comentá la nota