"Coco" Quintar no se baja de la candidatura a senador

El caudillo radical David Quintar dijo a sus íntimos que no resignará quizás su última oportunidad de ser electo legislador nacional. El y sus seguidores sostienen que el senador Oscar Castillo se olvidó de los militantes radicales y que su aporte como legislador fue casi nulo para Catamarca.

Las candidaturas que se disputarán en las próximas legislativas nacionales de junio son exclusividad del partido Radical en el seno del FCS. En el Frente Cívico y Social no hay misterios en este sentido, se aplica la "regla de oro" que le ha permitido desde 1991 ganar cada elección disputada y todo continúa su curso normal. Sin embargo, la aparición de Coco Quintar en el escenario preelectoral con claras pretensiones de acceder a la senaduría de Oscar Castillo pone al presidente del partido, al actual gobernador Brizuela del Moral en un verdadero dilema: respetar el acuerdo logrado con los celestes para la reelección de Castillo lo que le restaría el apoyo del radicalismo tinogasteño que coloca en la convención del partido cerca de 10 convencionales, ó romper con Oscar y arreglar con Quintar que ya fue relegado del los cargos nacionales en dos oportunidades, corriendo el peligro de desatar una ofensiva del castillismo en alianza con el MIRA.

Algunos anticipan que Coco Quintar hará todo lo posible por meterse en la contienda para acceder al Congreso de la Nación; esta es su tercera y quizá última chance. El intendente de Tinogasta, ya provocó la escisión política en su departamento al delegar su poder político a su familia. Para Quintar no hay margen para soportar otra maniobra de los conductores del partido como sucedió durante la gobernación de Oscar Castillo y luego con la alianza alcanzada entre el FCS y el FV, que lo dejaron afuera de las candidaturas a los cargos nacionales.

Por su parte, la reelección de Oscar Castillo está atada, aunque lo nieguen públicamente a un acuerdo entre la línea Celeste y los renovadores. Según algunas versiones trascendidas en ámbitos de la Legislatura, se abría cerrado un arreglo para que Milagros Brizuela del Moral la esposa del gobernador sea la candidata de la Renovación. Esto, tiraría abajo nuevamente y por tercera vez las aspiraciones de Quintar, de alcanzar un cargo de legislador nacional, lo que desataría una verdadera guerra hacia adentro del Radicalismo local que acarrearía consecuencias electorales al Frente Cívico.

No es momento de mostrar grietas internas en el partido del gobierno, sobretodo ahora que el gobernador Brizuela del Moral manoseó la mega-estructura que el FCS se encargó de construir para acudir a la hora de asegurarse el triunfo en cada elección durante los 18 años que lleva en el poder. Los recortes anunciados el mes pasado por el gobierno provincial que retrotraen a comienzos de los `90, ya provocaron cierto nerviosismo en el sector público.

Además, un quiebre entre Brizuela del Moral y Quintar o Castillo podría significar la oportunidad buscada por el MIRA de Gustavo Jalíle para vengarse de todos los atropellos a los que fue sometida la línea, por parte de los renovadores.

Con sus 11 convencionales, el MIRA es la segunda minoría de la convención radical detrás de la CPR y espera expectante a que se resuelva el panorama pre-electoral de la UCR, para ir a la convención con una posición bien ensayada, seguramente opuesta a la decisión que tome Brizuela del Moral, hoy el principal enemigo político del intendente de Valle Viejo.

Oscar Castillo que maneja 5 convencionales y Gustavo Jalíle (11) mantienen un excelente diálogo, podrían constituirse en una oposición feroz para Brizuela del Moral que aglutina a la mayoría de los convencionales del partido (50) y para Quintar (10), si el gobernador presta su apoyo al tinogasteño. Por el contrario, si cumple con su compromiso con Oscar, es probable que Quintar pida el auxilio a la CPR (25) primera minoría, en cortocircuito con los celestes tras la elección de marzo.

De acuerdo, al artículo 27º de la Carta Orgánica de la UCR la convención que reúne a unos 105 miembros deberá convocarse 45 días previos a las elecciones (28 de junio). Cualquiera de los aspirantes deberá contar con dos tercios de los votos de los convencionales para erigirse como candidato a legislador nacional del FCS. Según revelaron las fuentes consultadas, Coco Quintar ya comenzó la carrera por el valioso botín de los 75 votos necesarios para erigirse finalmente candidato a algún cargo nacional.

Comentá la nota