Las cocheras ya cuestan el 30% de un departamento de 50 m2

Para los especialistas, no son una gran inversión, a menos que se lo haga en forma masiva y en el microcentro. En Puerto Madero se piden hasta u$s 26.500
Las cocheras porteñas se transforman en un bien cada vez más preciado. Para los automovilistas, porque ya no hay lugares libres para estacionar el auto, y para sus propietarios, porque justamente esa situación les permite cobrar valores altos por sus servicios, que van desde los $ 10 la hora hasta los $ 500 por mes.

Pero la revalorización de estos espacios llegó a tal punto que hoy representan, en promedio, nada menos que la tercera parte de un departamento de entre 40 y 50 metros cuadrados (m2), y ubicado en un barrio de clase media, con un valor cercano a los u$s 60.000, y sobre la base de un estacionamiento en la zona de Palermo Soho, donde cotizan en torno de los u$s 20.000.

El precio más alto de las cocheras se encuentra en Puerto Madero. Según un relevamiento realizado por la consultora ReporteInmobiliario, allí tienen un costo de u$s 26.500.

El el otro extremo aparece el barrio del Abasto, con valores de u$s 16.800.

Otro dato que ilustra el encarecimiento para invertir en cocheras es el crecimiento que tuvieron durante el último año.

El caso más marcado es el del Abasto. Allí, mientras que quienes querían invertir en una cochera pagaban un promedio de u$s 12.000 en 2007, a fines de 2008 desembolsaron u$s 16.800, una diferencia nada menos que del 40%.

En zonas como Belgrano el incremento tocó el 31%, debido a que creció hasta los u$s 19.000, desde los u$s 14.500.

Esta escalada, incluso, supera a la registrada por los departamentos durante el último año.

Las unidades a estrenar crecieron en promedio un 17%, en tanto que las usadas se revalorizaron un 20%.

La explicación a este comportamiento se puede encontrar en que mientras los garages tendieron a desaparecer –desde 2004, y hasta hoy, dejaron de operar más de 750–, el mercado inmobiliario no dejó de sumar nuevos metros cuadrados disponibles.

Germán Gómez Picasso, director de ReporteInmobiliario, hace referencia a ese aspecto.

“La falta de cocheras, sobre todo en el centro porteño, potencia esta tendencia. Sin dudas, en la medida en que sigan desapareciendo estos espacios y se corte la posibilidad de dejar el auto en la calle, la situación se hará cada vez más notoria”, sostuvo el especialista.

¿Buena inversión?

Fortunato Suppa es titular de la inmobiliaria que lleva su nombre y especialista en el negocio de las cocheras.

Admite que la compra de estos espacios “puede ser” una buena inversión, aunque no en todos los casos.

“Por lo general, los dueños de las cocheras son siempre inversores acostumbrados a volcar sus ahorros en este rubro. Sin embargo, no siempre se trata de un buen negocio. Quienes verdaderamente pueden sacar réditos interesantes son aquellos que compran un emprendimiento completo en una buena zona, y alquilarlo por hora. Ese sí es un negocio interesante. Ahora, para aquellos que compran una unidad y la alquilan por mes, la ganancia es mínima, no mayor al 5% anual”, explicó Suppa.

En este sentido, por un fondo de comercio se pide 20 veces

la rentabilidad mensual de la cochera.

Comentá la nota