Cobrarán multas de incumplimiento del acuerdo de elaboración de mosto

Así lo afirmó el secretario de Agricultura y Ganadería, Marcelo Alos. Reconoció que "se prevé cierto riesgo de incumplimiento del acuerdo del mosto por lo que se ha creado un instrumento para conseguir este tipo de dinero".
En el acto de firma de la convalidación del acuerdo del mosto, donde se determinó que la producción vitivinícola de Mendoza y San Juan se destine a mosto a los efectos de diversificar la producción y sacar kilos de uvas del mercado para vinificar en otros productos, el ministro mendocino Raúl Mercau dijo que "con las multas que se cobren, San Juan puede constituir su propio fondo vitivinícola similar a lo que ocurre en Mendoza".

La idea en principio fue evaluada por los funcionarios locales pero "luego se desechó porque San Juan no ha tenido problemas en cuanto a la elaboración de mostos".

De hecho hay años en que casi el 60 por ciento de las uvas para vinificar se destinaron a mosto, cifra que superaba largamente lo establecido por los acuerdos del mosto que se suscriben desde 1994.

También tiene que marcarse que San Juan es el principal productor de pasas y uvas de mesa, situación que también quita volumen del mercado de vinos a la hora de la elaboración.

Sin embargo y gracias a una coyuntura especial, se estima que los industriales pueden incurrir en no cumplir con el acuerdo del mosto porque hoy este producto en el mercado de vinos cotiza por debajo de lo que lo hace un litro de blanco escurrido, por ejemplo.

Esto lleva a que los industriales prefieran pagar 0,06 centavos por kilogramo de uva elaborada de multa que hacer el producto en cuestión.

Es por ello que "hemos elaborado un mecanismo para hacer el cobro de las multas. En general en San Juan nunca hemos tenido ningún tipo de problemas en lo que tiene que ver con la elaboración de los mostos, pero este año existe un riesgo potencial de que haya incumplimientos". A su vez se dejó de lado la idea de hacer un fondo vitivinícola que maneje los fondos de las multas. "Crear una estructura de este tipo para un solo año no tiene sentido", objetó el licenciado Marcelo Alos, a cargo de Agricultura de la provincia.

Es que el armado de la estructura y el mantenimiento de la misma es oneroso y por ende dado el bajo nivel de multas que se efectúa en la provincia, no sería rentable. Los costos operativos de este ente serían demasiado altos para un solo periodo o dos como mucho, dijeron fuentes oficiales.

De todos modos, los fondos que se recauden en este concepto irán a parar a una cuenta que se habilitó al efecto. "Lo que pretendemos es que estos fondos vuelvan a la industria ya sea como un fortalecimiento institucional del área de asuntos vitivinícolas o en cualquier otra forma donde el dinero se le dé uso en actividades relacionadas con el sector. Hasta podemos usar este dinero para hacer promoción de nuestros vinos en Buenos Aires", explicó el secretario de Agricultura provincial.

Se supo que a la fecha nunca se hizo un mecanismo para el cobro de las multas, pues no hacía falta ya que la provincia siempre elaboró mosto por de más.

Comentá la nota