El IPV cobrará la cartera morosa del BHN.

La ley 8.005 aprobada recientemente por todas las bancadas de la Legislatura y promulgada por el gobernador, Celso Jaque, ordena el recálculo de la deuda de unos 3.800 deudores morosos de créditos hipotecarios existentes en el sistema bancario mendocino.
Su inminente aplicación significa que el IPV se hará cargo de la cobranza de estos créditos, tras comprar o recibir los préstamos morosos no sólo del Banco Hipotecario, sino los de otros bancos (Nación, Santander, Makro, Francés, Citi, Credicoop).

Existe un antecedente histórico en los ´90, cuando el IPV pagó el 25% del valor nominal de la cartera hipotecaria morosa del antiguo Banco de Mendoza y se hizo cargo del cobro.

"Es una forma eficiente de empezar a solucionar una situación de familias que tuvieron problemas para el pago en los 90 o en 2001. El BHN tiene la mayoría de la cartera", confirmó Bossio.

"Mediante un tema instrumental la provincia saldría a cobrar con el IPV casas que están a punto de ser rematadas. Una vez que se analicen las carteras, se transferirán al IPV y se les refinanciará cada deuda. Esto no significa necesariamente una mejora en la cartera hipotecaria de los bancos y un empeoramiento de la del IPV, porque mucha de esa cartera está asociada a gente que hoy puede refinanciar su deuda y hacerse cargo del pago de sus cuotas porque tienen ingresos estables", enfatizó Bossio.

Comentá la nota