Cobran en dólares y en especies el pastoreo en Calingasta.

"El municipio tiene aproximadamente unos u$s 26.000 en concepto de cobro por pastoreo en ganado caprino en territorio calingastino". Así, el intendente Robert Garcés anoticiaba de la medida tomada hace meses en su departamento, en cuanto al cobro a pastores chilenos que llevan su ganado a territorio sanjuanino.
La medida generó reacciones inmediatas y, por ejemplo, el concejal Adolfo Ibazeta, ex intendente, adelantó que realizará una presentación en el Tribunal de Cuentas, por entender que el intendente no tiene la potestad para tomar esa medida.

Lo cierto es que el tema del pastoreo no está coordinado entre los dos países y viene haciéndose de manera ilegal desde hace años. Es más, entre los lugareños y propietarios de algunas tierras limítrofes con Chile, se ha creado un mercado basado en el trueque. Se pudo conocer que, en concepto de canon por pastoreo, los ganaderos chilenos terminan destinando parte de su producción a los dueños de las tierras, comprometiendo quesos o leche de cabra en montos que se consensúan entre ambas partes.

Consultado el Ministro de la Producción Raúl Benítez, reconoció que el tema de veranadas, viene siendo abordado desde hace tiempo en los sucesivos encuentros del comité de integración argentino chileno y "en el último encuentro intentamos poner claridad sobre el tema y decidimos delimitar las responsabilidades de las áreas intervinientes de ambos países. Pero en realidad no hay nada consensuado al respecto", dijo.

En cuento a la medida tomada por el jefe comunal calingastino, Benítez no la criticó, sino que la definió como una avivada del intendente. "La verdad es que el intendente fue astuto, se avivó y cobra por pastoreo. No está prohibido por el momento, como tampoco está prohibido que se canjee el pasto por quesos o leche. Lo cierto es que hay que dar claridad sobre el tema", sostuvo.

Comentá la nota