Cobradores al acecho: la morosidad en tarjetas aumentó 50% en el último año

Cobradores al acecho: la morosidad en tarjetas aumentó 50% en el último año
Las cifras siguen siendo bajas pero crecen mes a mes. Ya encendieron una luz amarilla en bancos y emisoras de plásticos. Hasta los gerentes de riesgo hoy salen a cobrar las deudas atrasadas
La caída de la actividad económica y la inflación han minado el poder adquisitivo de la mayoría de los argentinos, que por estos días se ajustan el cinturón para que llegar a fin de mes. En este escenario, pagar el resumen de la tarjeta de crédito se hace cada vez más difícil y eso ya se está notando en las cifras de morosidad que manejan los bancos y las compañías emisoras de plásticos.

Según datos del sector, los impagos de tarjetas de crédito pasaron de representar el 4% de la cartera total en marzo del año pasado a ubicarse cerca del 6% en la actualidad. El crecimiento de la morosidad se aceleró en el último trimestre de 2008 y en los primeros dos meses de este año, épocas en que la situación económica se volvió más incierta en el país. De todos modos, desde las entidades financieras coinciden en que la mora aún está controlada y sigue siendo baja en términos históricos. “No hay que olvidar que en 2001 la cartera irregular de las tarjetas llegaba al 30%”, indicaron desde una de las principales empresas emisoras.

Sin embargo, un rasgo común entre lo que ocurría en 2001 y la actualidad es que tanto entonces como ahora las entidades se vieron obligadas a reforzar su gestión de cobranzas. “En ese entonces se llegaba a dar de baja a 200 vendedores para que pasen a ser cobradores. Hoy la situación tiene una magnitud mucho menor, pero es cierto que estamos agudizando la gestión de cobranzas para tratar de minimizar las pérdidas por mora”, aseguraron.

Así, si antes una entidad estaba dispuesta a darle $ 3.000 de límite a un cliente, ahora le da $2.000. Y si el consumidor se atrasa más de 15 días en el pago de su tarjeta, comienzan a llamarlo. “Se está tomando medidas que hace 15 años no se tomaban. Si el monto a cobrar es grande es el mismo gerente de riesgo quien contacta al cliente”, indicó una de las principales entidades del sector.

De todos modos, los expertos coinciden que estas acciones tienen sobre todo un carácter preventivo. “Lo que se quiere hacer es minimizar las pérdidas que puede traer el aumento de la mora este año”, indicaron. En Estados Unidos, por ejemplo, el crecimiento de la cartera irregular le está trayendo cada vez más problemas a entidades como American Express o Citigroup. El lunes se supo que en ese país los impagos de las tarjetas de crédito llegaron en febrero a su nivel más alto en 20 años. Por este motivo, las pérdidas de Amex fueron 10 puntos básicos mayores a las previstas.

Amex informó que su tasa neta de amortización de deuda –las obligaciones que las empresas creen que nunca podrán cobrar– aumentó al 8,7% en febrero desde un 8,3% de enero. Asimismo, Citigroup, uno de los mayores emisores de tarjetas MasterCard en EE.UU., aseguró que la tasa de morosidad por tarjetas creció en el banco hasta un 9,33% en febrero, desde el 6,9% del mes anterior.

“El nivel de morosidad comienza a ser preocupante cuando se acerca a los dos dígitos. Por ahora, nada de eso ocurre en el mercado local, en donde la situación todavía está controlada. En la Argentina, un escenario de 7% u 8% de morosidad está dentro del promedio histórico para épocas tranquilas”, explicó David Mermelstein, economista de Econviews. “Veníamos de niveles de morosidad muy bajos, y es natural que cuando las carteras crediticias maduran muestren un aumento en la mora”, agregó.

Según los datos de las compañías de tarjetas que pudo relevar El Cronista, la cartera morosa del sector aumentó del 4% en marzo de 2008 hasta el 6% actual. Además, se espera que este indicador siga en aumento este año, aunque en el escenario actual es difícil estimar una cifra para fin de año. “Estamos monitoreando el tema mes a mes. Nadie tiene claro cómo va a terminar la cuestión, sobre todo ahora que la situación política y económica se está enturbiando”, indicaron desde una compañía de tarjetas.

Comentá la nota