Cobos vuelve a ganar protagonismo

La ley de medios lo colocará otra vez en una sesión clave para el Gobierno nacional. Diarios del país se ocuparon de Cleto.
Otra vez, Julio Cobos se encontró esta semana con una de esas circunstancias que sueña cada político, que es la de salir y ser nombrado por muchos medios.

Incluso, con el paso de los días, su imagen volverá a ser el objetivo de todas las cámaras de foto y televisión, algo que llegará a su momento cumbre el viernes, cuando el proyecto de ley de servicios de comunicación audiovisual llegue a la Cámara de Senadores, la cual preside.

Sin embargo, en el medio, su nombre estuvo en boca de dos de los aliados del Frente Cívico, y en ninguno de los casos fue para bien, ya que tanto Hermes Binner como Elisa Carrió volvieron a renegar de la figura del mendocino.

Al mismo tiempo, la estrategia que parecía que iba a utilizar Cristina Kirchner en su momento -ausentarse del país- fue la misma que se rumoreó que podría usar Cobos cuando se debatiera la ley de medios, pero el hecho de que se viera obligado a llamar a sesión especial para el viernes hizo caer todos sus planes.ley de medios. Rara vez un vicepresidente tiene oportunidad de definir dos votaciones que puedan debilitar o herir de muerte a un gobierno.

Cobos ya tuvo su momento cumbre el año pasado, cuando su voto "no positivo" puso contra la pared al Gobierno nacional, del cual forma parte, al mismo tiempo que eyectó su figura a punto tal que pasó de ser un vicepresidente desconocido a ser el candidato para tomar las riendas de la Nación a partir del 2011.

El viernes, Cobos tendrá otra oportunidad para volver a amargar al gobierno de Cristina.

El escenario será otra vez el recinto del Congreso, y la presión sobre los legisladores nacionales sigue siendo muy importante. La diferencia está en que en esta oportunidad no está claro -es poco probable, en realidad- si Cobos va a tener que desempatar y dar un nuevo "no positivo".

Previendo esto, Cobos ya tenía una estrategia armada -cuestión que relató Horacio Verbitsky ayer en Página/12-, que era tratar el proyecto de ley el martes 13.

De esa forma, aprovechaba que Cristina iba a estar en viaje por India, para trasladarse a Uruguay y ver el partido entre argentinos y charrúas por eliminatorias.

De esa manera, Cobos dejaba la presidencia a cargo de José Pampuro y como titular del Senado quedaba el también justicialista Rubén Marín. En otras palabras, le restaba al oficialismo dos votos.

Sin embargo, el plan se cayó y Cobos deberá presidir la sesión especial del viernes, en donde el proyecto puede convertirse definitivamente en ley o volver a la Cámara de Diputados con modificaciones, que es justamente lo que busca la oposición.aliados u oponentes. Asimismo, el panorama dentro del Frente Cívico, compuesto por el cobismo, la UCR, el ARI y el socialismo, sigue generando dirigentes que se oponen a Cobos.

Por un lado, a la resistencia que desde hace varios meses pone Elisa Carrió a la candidatura presidencial de Cobos y a la del presidente de los radicales, Gerardo Morales, a que la figura del vicepresidente maneje el partido se sumaron las declaraciones del político del momento en Santa Fe, Hermes Binner.

El socialista, que venció a Carlos Reutemann en las elecciones municipales el fin de semana anterior, aseguró que no está dispuesto a acompañar a Cobos y que es necesario que la fórmula presidencial "vaya de la mano de un proyecto político", justamente, una crítica que se suele escuchar mucho contra Cobos y que hoy forma parte del diccionario de uno de sus aliados políticos.

Comentá la nota