Cobos: "El voto no positivo evitó un estallido social y que el Gobierno tuviera que irse"

Lejos de su estilo moderado, el vicepresidente respondió en duros términos a Kirchner, que lo había calificado como "una máquina de impedir"; además le sugirió que "escuche" a la Presidenta
El vicepresidente Julio Cobos reaccionó contra las críticas de Néstor Kirchner, que ayer lo había calificado como una "máquina de impedir" , y argumentó que con su voto "no positivo" evitó "un estallido social" y que el gobierno de Cristina Kirchner "quizá tuviera que irse" antes de concluir su mandato.

Cobos sostuvo que con el voto contra de la resolución 125, que proponía un sistema de retenciones móviles a las exportaciones y que provocó una disputa con el sector agropecuario que duró más de 120 días, Cobos impidió "un estallido social, una crispación social, y que, quizá, el gobierno tuviera que irse, nos tendríamos que haber ido todos".

Lejos de su estilo moderado, Cobos respondió en duros términos los dichos del ex mandatario que, al igual que hace tres semanas, volvió a denostar al vicepresidente, al que acusó de "poner obstáculos permanentemente". Y agregó: "Es una máquina de impedir que dejó sola a Cristina [Kirchner]".

En una entrevista con el diario Río Negro, que consignó DyN, Cobos manifestó en tono desafiante que "no solo puede mirar a él [Kirchner] a los ojos, sino a la gente también porque no he cambiado ni traicionada nada", retrucando la afirmación del titular del PJ, quien dijo que siente que "podrá mirar de frente" al titular del Senado, mientras que el radical "bajará los ojos" por su actitud en la votación.

Para ampliar sus argumentos en contra de Kirchner, Cobos también le sugirió que "escuche" a la Presidenta, que convocó ayer a "trabajar juntos" con dirigentes de otro color político mientras compartía un acto con el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri.

Las afirmaciones de Kirchner reflotaron la polémica que se generó en julio pasado y que determinó el fin de la Concertación Plural, con un consecuente distanciamiento de Cobos para conformar su propio espacio.

Nadie le pide que se vaya . Desde el oficialismo, el ministro de Justicia, Aníbal Fernández, salió rápidamente a explicar los cuestionamientos de Kirchner y afirmó que "nadie le está diciendo" a Cobos "que se vaya, aunque admitió que "hay gente" en el kirchnerismo" que se siente defraudada" porque no estuvo "en el momento oportuno ni se bancó dar una pelea que había que dar".

"Será que no tuvo la vocación o creyó que esto era un trampolín para después jugar una posición propia", arremetió el funcionario, quien aseguró no haber "escuchado nunca a ninguno" de su sector político pidiendo que Cobos renuncie.

Sin embargo, aclaró que "lo que nadie va a impedir es que uno le diga: ´sabés una cosa, hubo un montón de gente que estaba convencida que eras el hombre y la verdad que se siente defraudada porque no estuviste en el momento oportuno, no te bancaste dar una pelea que había que dar y que le habían prometido a la sociedad en su conjunto´", dijo Fernández.

Recordó luego una anécdota tras ganar las elecciones presidenciales, cuando "Cobos le decía a (Néstor) Kirchner ´qué querés que haga´ y Kirchner le dijo ´lo único que te pido es que la cuides a Cristina´, desde el punto de vista político".

Por el lado del cobismo, el senador rionegrino Pablo Verani defendió a su jefe político y calificó como "desacertadas" las declaraciones al tiempo que alertó que "buscar la unidad de los argentinos no debe ser buscar la obediencia".

En su discurso, Kirchner comparó a Cobos con el gobernador bonaerense Daniel Scioli, quien lo acompañó durante 4 años como vicepresidente, pero para Verani esa apreciación fue "desacertada".

"Todos coincidimos en que hay que buscar la unidad de los argentinos, pero buscar la unidad no significa buscar la obediencia", sostuvo Verani, uno de los primeros cobistas en salir en defensa del líder del espacio.

Comentá la nota