Cobos visitó a Schiaretti y respaldó su reclamo de fondos a Nación

Cobos visitó a Schiaretti y respaldó su reclamo de fondos a Nación
El vicepresidente Julio Cobos visitó Córdoba, una de las provincias más importantes para la UCR, donde se reunió con el gobernador justicialista Juan Schiaretti y respaldó su reclamo a la Casa Rosada para el giro de fondos a la provincia.
"Hablamos en la situación de la provincia. Me dijo que están retrasados en los pagos de asistencia financiera y en la Caja de Jubilaciones", señaló Cobos tras el encuentro con el mandatario, uno de los más enfrentados al gobierno nacional.

Incluso, si bien el vicepresidente reconoció que las dificultades en la coparticipación federal "difícilmente sean solucionadas, porque requieren el visto bueno de todas las legislaturas provinciales", opinó que "una salida rápida puede ser que la Nación acuerde para repartir los recursos más equitativamente y dejar conformes a todas la provincias".

La visita del vicepresidente se produjo el mismo día en que el ministro de Finanzas de Córdoba, Ángel Elettore, señaló que la provincia "está en un equilibrio muy delicado", por lo que advirtió que "si Nación no envía los fondos que vencen el próximo 31 de agosto" -PAF y Caja de Jubilaciones- "podría llegar a estirarse un poquito el cronograma de pago de sueldos".

"La deuda acumulada de 370 millones de pesos es más que la nómina salarial provincial de un mes, lo que haría que la Provincia se viera en la obligación en prorrogar unos días el pago de sueldos a los activos", advirtió Elettore.

La visita a Córdoba le sirvió además al vicepresidente para ratificar el apoyo de los principales dirigentes del radicalismo provincial, como Ramón Mestre y Oscar Aguad, para ubicar a un dirigente afín a Cobos como sucesor de Gerardo Morales en la presidencia de la UCR desde diciembre próximo.

Para llegar al cargo más alto en la UCR, es necesario integrar el plenario de delegados del Comité Nacional, compuesto por 102 representantes, cuatro por cada provincia y dos por la juventud, la Organización de Trabajadores Radicales y la Franja Morada.

Frente a ese escenario, la provincia que más expectativas genera es la del vicepresidente, Mendoza, aunque Córdoba la sigue en relevancia nacional: allí, el radicalismo desoyó los consejos de Morales, que buscaba una alianza con Luis Juez para las pasadas legislativas, y sacó un senador y ganó en Diputados.

Por ese motivo, Mestre y Aguad -quien aspira a gobernar Córdoba- salieron fortalecidos de la elección y aparecen con más fuerzas para imponer su criterio en las internas para elegir a los delegados que representarán a la provincia en el plenario nacional de la UCR.

En la vereda opuesta, el radical Mario Negri -plegado a la conducción de Morales- será una de las cabezas de la nueva corriente interna que lanzará el radicalismo orgánico en Rosario en octubre próximo, con el objetivo de frenar la avanzada del cobismo para quedarse con el partido.

El motivo oficial de la llegada de Cobos a Córdoba fue, sin embargo, su participación en un almuerzo de trabajo de la Fundación Mediterránea, donde ofreció un discurso de unos 45 minutos, en el que bregó por acordar políticas de Estado y sobre la educación como "elemento transversal" en cada una de estas políticas.

"Es muy difícil elaborar una política de seguridad si no tenemos un Poder Ejecutivo que asigne los recursos pertinentes, sin una policía que haga inteligencia criminal, sin prever un sistema carcelario que rehabilite y sin leyes adecuadas para nuestra sociedad. Necesitamos los tres poderes, en donde cada uno cumpla su rol con coherencia", dijo Cobos.

Y agregó que "en el desarrollo económico, el Estado y el sector privado tienen que dejar de estar enfrentados como si fueran dos enemigos", para lo que "hay que asumir un nuevo paradigma y empezar a trabajar conjuntamente en las políticas de Estado".

"El diálogo y el consenso es algo que en los últimos años de nuestro país se transformó en algo anormal. Sin diálogo es imposible llegar a los acuerdos y a los consensos que hoy necesitamos", remarcó el vicepresidente ante un auditorio colmado de empresarios y técnicos.

Comentá la nota