Cobos tuvo sus "granaderitos" en Yapeyú y criticó al Gobierno

Cobos tuvo sus
Participó de los homenajes a San Martín y cuestionó la decisión de retirar la Guardia de Honor. "Es un desacierto", dijo y apoyó a Colombi, que busca su reelección.
Granaderos sí, granaderos no. Ésa es la cuestión. Al menos, la cuestión -casi grotesca podría decirse- que ayer dividió y generó un nuevo capítulo de desencuentros entre el Gobierno y el vicepresidente Julio Cobos.

Se celebraba el año 231 del nacimiento del general José de San Martín. Cobos estaba en Yapeyú, la ciudad correntina donde nació el Libertador. Había sido invitado por el gobernador radical Arturo Colombi, ex aliado del kirchnerismo y devenido en uno de los pilares del espacio que, luego del voto no positivo, está bajo la jefatura del vice. Motivo suficiente para que el Gobierno ordenara el retiro de los granaderos que estaban alistados para el acto.

Como imagen contrastante, en el Regimiento de Granaderos a Caballo, en Palermo, no faltó ni uno al acto K que encabezó la ministra de Defensa, Nilda Garré. Lo reflejan las fotos: Garré posa frente al desfile del regimiento histórico y, en el acto de Yapeyú, puede verse a Cobos aplaudiendo el paso de un grupo de chicos vestidos como granaderos.

"Lo que pasó es una falta de consideración hacia la figura de San Martín", dijo Cobos antes de embarcar rumbo a Buenos Aires. Se lo veía molesto, pero no evitó, ante los micrófonos, la polémica con el kirchnerismo: "Este hecho es pequeño, desafortunado, un desacierto que, comparado con la trascendencia de San Martín, es insignificante".

Sólo un miembro del histórico regimiento quedó en esta pequeña localidad ubicada a orillas del río Uruguay para hacer la habitual custodia en el templete que guarda las ruinas de la casa natal de San Martín.

Pero no fueron los granaderos los únicos ausentes. Ni la Gendarmería Nacional ni la Prefectura mandaron efectivos. Su lugar quedó en manos de los Cazadores Correntinos, el cuerpo que alguna vez fue custodia de Manuel Belgrano.

Cobos dijo que desconocía si la decisión de retirar los granaderos de Yapeyú salió de la boca de Cristina Fernández y se mostró irónico: "He escuchado al ministro del Interior (Florencio Randazzo) y pareciera que no hay ningún responsable".

Colombi se plegó a las críticas. Contó que el pueblo de Yapeyú "está indignado" y pidió que "alguien del Gobierno dé explicaciones". Hasta el proyecto de retenciones móviles al agro, el gobernador posaba en fotos con el matrimonio Kirchner.

La ira correntina

El gobernador correntino calificó de "mezquina y torpe" la decisión de retirar a los granaderos de Yapeyú y exigió que "alguien" del Gobierno debe "explicar públicamente" por qué se decidió la medida. "La figura de San Martín es un ejemplo para todos los argentinos, ya que está por encima de estas cosas", sentenció Colombi.

El gobernador afirmó que resultó "una decisión muy mezquina, torpe", y por ello "la molestia y la indignación de la gente" de Yapeyú.

"Ante la confirmación de la presencia del Vicepresidente en el acto, lo que tuvimos es el retiro del Ejército de la organización del evento, cuando siempre es el Ejército el que rinde homenaje al Padre de la Patria", criticó.

"No se entiende la decisión política de retirar al Ejército argentino de un homenaje a San Martín; los correntinos mostramos con orgullo a Yapeyú; alguien tiene que explicar públicamente qué significa esto", protestó.

Colombi dijo además que Corrientes "necesita el ejemplo y la guía del Libertador porque estamos heridos de pequeñez y de mezquindad, de desprecio por los sentimientos nacionales y de olvido de los altos valores de nuestra comunidad".

A su vez, el intendente de Yapeyú, Adán Gaya, preguntó si "era necesario, después de la sangre que dieron los correntinos en la lucha por la independencia nacional, llegar al extremo de este agravio a nuestro héroe más importante, nacido aquí, en nuestra tierra".

Durante el acto aparecieron carteles que expresaban "Viva San Martín, los muertos son los K" y "Estamos con Arturo (Colombi), estamos con Corrientes".

En el otro acto que acaparó los flashes en el día de homenaje a San Martín, la ministra Garré exaltó la unidad latinoamericana: "Nuestros proyectos nacionales, nuestras perspectivas geopolíticas y nuestras doctrinas de defensa tienen que confluir estratégicamente". CC y DyN

Comentá la nota