Cobos y Terragno, en reunión secreta por lista porteña

Cobos y Terragno, en reunión secreta por lista porteña
Julio Cobos y Rodolfo Terragno preparan su desembarco en la Capital Federal junto al socialista Roy Cortina para las elecciones legislativas del 28 de junio. El ex senador y ex ministro alfonsinista estuvo reunido con el vicepresidente durante más de una hora en la jefatura del Senado y confirmó su intención de encabezar una lista no PJ en la Ciudad de Buenos Aires
El encuentro entre Cobos y Terragno fue reservado y a puertas cerradas, sin asesores ni testigos directos. «Julio (Cobos), yo estoy dispuesto a asumir la responsabilidad pero no quiero lanzar una candidatura testimonial, quiero jugar fuerte para ganarle la Capital a (Mauricio) Macri», se lanzó Terragno, encuesta en mano.

El ex senador con una medición que indica que su eventual candidatura le resta al menos 10 puntos de intención de voto a Gabriela Michetti, la postulante virtual de PRO. «Rodolfo, éste es el voto radical que se fuga hacia el macrismo y que podemos recuperar con vos», lo arengó Cobos, quien, tras la negativa de Dante Caputo a volver a la arena electoral, se había quedado sin un referente de peso en el distrito porteño.

Existen sin embargo algunos complicados obstáculos para que Terragno formalice su candidatura. El radical quiere encabezar una lista de unidad que abarque al socialismo de Roy Cortina y también a la Coalición Cívica de Elisa Carrió. Pero la ex diputada y el vicepresidente no tienen diálogo y se miran con desconfianza mutua.

Cobos y Carrió chocan con sus ambiciones presidenciales 2011, y hasta ahora la fundadora del ARI se negó incluso a fotografiarse con el compañero de fórmula de Cristina de Kirchner, revitalizado mediáticamente desde el funeral de Raúl Alfonsín. «No tiene sentido construir políticamente con Carrió, es igual que los Kirchner, una máquina de discutir y de agraviar», se quejan cerca de Cobos.

Al mutuo desdén entre Cobos y Carrió se suma Alfonso Prat Gay. Cabeza de lista impulsado por la Coalición Cívica, el ex titular del Banco Central de la República Argentina no cosecha adhesiones en el socialismo y también es cuestionado por el radicalismo y hasta por el mismo ARI. Lo asocian con políticas regresivas y con su paso por el Gobierno de Eduardo Duhalde y Néstor Kirchner. Además, no puede despegar en las encuestas.

Pero Terragno, que ya recibió adhesiones de la UCR porteña y de la Coalición Cívica para encabezar la lista de diputados, por encima de Prat Gay, privilegia por ahora la unidad del armado opositor en la Capital Federal y no quiere excluir al partido de Carrió.

Enrique Nosiglia ya bendijo la entente Terragno-Carrió y trabaja para anular las internas del radicalismo en la Ciudad de Buenos Aires, donde el constitucionalista Ricardo Gil Lavedra es el principal referente de la UCR orgánica de Gerardo Morales, el verdugo de Cobos en la era del demodé radicalismo K.

La primera jugada de Nosiglia consistió en desactivar la candidatura porteña de Eugenio Nito Artaza, quien pasó cómicamente de ser el candidato de Rafael Pascual en Capital Federal a pelear por una banca en el Senado en representación de Corrientes, con el apoyo de Ricardo Colombi.

Carrió podría cerrar la discusión presentándose como primera candidata a diputada. En ese caso el cobismo y el socialismo presentarían lista aparte, lejos de la Coalición Cívica y de la UCR orgánica. Hasta preparan la ingeniería para tender puentes con Aníbal Ibarra quien, al igual que Cobos, es un desencantado del kirchnerismo.

Comentá la nota