Cobos ata su suerte bonaerense al avance del pacto con la UCR.

Cobos ata su suerte bonaerense al avance del pacto con la UCR.
Su apoyo a Stolbizer dependerá del acuerdo con el radicalismo. Cobistas y radicales quieren ver cómo culmina el acercamiento en Mendoza para avanzar
“En stand by”. Así definen cerca del vicepresidente Julio Cobos el armado en la provincia de Buenos Aires, principal distrito electoral del país. Allí, el mendocino apuesta todas sus fichas a un entendimiento definitivo con su partido de origen, la Unión Cívica Radical, que a su vez trabaja en una propuesta conjunta con la Coalición Cívica. En la antesala de ese momento, cobistas y radicales se mantienen expectantes ante los avances y retrocesos del acercamiento iniciado en Mendoza.

Con el escenario electoral bonarense más nítido tras el acuerdo entre el macrismo y el peronismo disidente para enfrentar al kirchnerismo, Cobos quedó a la espera de sumar a los intendentes que le responden al frente que armaron Elisa Carrió y Gerardo Morales. Sin embargo, el vicepresidente no oculta sus reparos hacia la fundadora de la Coalición Cívica, por lo que su entrada en ese armado se definirá a partir de lo que suceda entre él y la UCR. “La pelota está en la cancha del radicalismo, a ver qué van a hacer con las suspensiones, las expulsiones...”, resumieron voceros de Cobos en diálogo con El Cronista. Ante la consulta de un acuerdo con Carrió, la respuesta fue más explícita: “Acordaríamos más con la UCR que con Carrió”.

La llaga se profundizó en las últimas horas con las declaraciones de la candidata natural del frente en ese distrito, Margarita Stolbizer. La línea bonaerense que responde al vicepresidente se mostró molesta ayer con sus palabras. Creyeron ver detrás de ellas la sombra de Carrió. “No es un tema que evaluemos, porque Cobos pertenece a un gobierno al que nosotros pretendemos desplazar. Por lo tanto, no es materia de análisis para nosotros”, había indicado la ex candidata a la gobernación, consultada sobre la posibilidad de incluir al mendocino en el armado. “Margarita tiene sus cosas... quizás responde a un esquema. Tenemos que esperar a ver cómo maduran algunos acuerdos y se marchitan otros”, indicaron en ese sentido cerca del vice. E incluso arriesgaron: “No nos vamos a poner un traje que nos quede ajustado para bailar en ésta. Tampoco vamos a entrar como furgón de cola. En todo caso, presentaremos nuestros intendentes, sin candidaturas al Congreso, aunque no creo que la UCR quiera dejarnos afuera”, evaluaron.

Para el partido que conduce el jujeño Morales, el acercamiento que avanza en Mendoza es un “caso testigo para todas las intervenciones”. Por eso esperarán a ver cómo se desarrollan las internas conjuntas que cobistas y radicales acordaron dirimir allí el 26 de abril. Ese escenario no es llano y aparece salpicado por fuertes reticencias a ambos lados, aunque las dos partes confían en que, más temprano que tarde, se resolverá.

Comentá la nota