"Cobos no sirve ni para la sociedad de fomento y Redrado hace payasadas"

Ataca a Mirtha, dice que usa a Clarín "para envolver huevos", critica a los ministros Stornelli y Montenegro, destroza a Duhalde y defiende el crecimiento patrimonial de los Kirchner.
—¿Qué se siente ser el mecánico de un barco que se hunde?

—Este barco no se hunde, cada vez flota más y anda más rápido. No tenés por qué aceptar lo que te digo… solamente publicalo (se ríe). Maquiavelo decía que cuando vos hacés cambios profundos tenés enemigos que se beneficiaron con el viejo orden y tibios adherentes que se benefician con el nuevo.

—¿Quién sería el tibio adherente de hoy?

—Por ejemplo cuando modificamos la Ley de Medios Audiovisuales teníamos claro que el monopolio de Clarín iba a hacer todo lo que está haciendo ahora, putearnos desde la tapa hasta en los chistes todos los días y hacer lo imposible en cada uno de sus medios para no decir la verdad, por acción o por omisión.

—¿Qué análisis hace de la situación de Redrado?

—Siempre tuve una muy buena relación con él, pero está haciendo una payasada, un profesional de su nivel no puede cometer esos errores.

—¿Por qué se atrincheró?

—Le metió púa Cobos y algunos que lo usaron, lo convencieron de que lo que estaba haciendo era positivo y es una macana grande como un rancho. El fue convocado por la política y tiene que responder a la política. Nunca estuvo de acuerdo con acumular reserva, pero hay una sola persona que decide sobre la política fiscal, cambiaria y monetaria y es la presidenta de la Nación. Muchas veces esas discusiones terminaban con su expresión habitual de que ponía su renuncia a nuestra disposición.

—¿Hacía mucho que amenazaba con renunciar?

—Puff. Delante mío, de Boudou, de Zanini, pero nunca aceptamos la renuncia porque no creímos que fuera necesario.

—¿Dejó de sentirse identificado con Duhalde?

—Duhalde es la historia malversada, tuvo un lugar importante en la historia que tiró a la alcantarilla sólo por aparecer en un par de diarios. Es una locura lo que ha hecho.

—¿Pero usted se formó políticamente con él?

—¿Qué tiene que ver? Le tengo respeto y hasta cariño, pero si hace mal las cosas, hace mal las cosas.

—¿Va a jugar en 2011?

—Duhalde no existe más en la política, no va a participar de la elección. Sabe Dios qué cosa está discutiendo.

—¿Leyó el libro de Luis Majul, "El Dueño"?

—No, yo leo literatura. Estoy leyendo Los Caudillos, de Pacho O’Donell. Leo mucho los diarios, pero ya no pierdo más el tiempo leyendo a Clarín, fue mi diario de cabecera durante cuarenta años, pero ahora sólo lo uso para envolver los huevos. Se debe Gobernar sin Clarín y sin ningún otro diario, así me maltraten o me inventen notas. De la misma manera que se bancan a Mirtha Legrand diciendo estupideces cuando la señora es inculta, maleducada, ignorante, tiene mala fe y además es obsecuente con los dueños de su canal... ¿por qué no van a bancar las que digo yo?

—¿Va a haber algún cambio de Gabinete?

El que te diga que sabe, te miente, están sólo en la cabeza de la Presidenta.

—¿Boudou?

—Está recontra fuerte, hizo un trabajo excepcional, no hay que confundirlo con la mala leche de los periodistas que quieren limar a los funcionarios.

—¿En qué grado sigue teniendo poder sobre la Policía? El otro día le mandó un patrullero a la jueza Sarmiento.

—Mirá la Constitución, artículo cien, inciso primero, dice que el jefe de Gabinete es responsable de la administración general del país. Ergo, Alak depende de mí. ¿Está claro? Cuando no nos quería recibir la jueza Sarmiento, estuvimos ante una situación de indefensión severa por parte del Gobierno, entonces le di la orden a la Policía para que actúe, como se la puedo dar a cualquier otro ministro.

—Es uno de los pocos casos en los que pareciera que la Justicia no trabaja para ustedes…

—A nosotros nos quisieron agredir diciendo que manejamos la Justicia y esta es una demostración más de que no.

—¿Entonces por qué las causas complicadas siempre le tocan a Oyarbide, la de enriquecimiento ilícito, por ejemplo?

—Es una estupidez. Razonemos dos segundos: hay una declaración jurada, que se hace en base a elementos contundentes, es todo dinero bancarizado, no hay subjetividad. El juez dio por terminado el tema porque no había razón de ser.

—Los ministros de Seguridad bonaerense (Stornelli) y porteño (Montenegro) dicen que no están de acuerdo con la legalización del consumo de marihuana, ¿por qué se le oponen?

—Yo pienso lo contrario.

—Pero ellos saben…

—No, es el verso de los que saben. Lo que piensa el mundo y lo que pienso yo es parecido. Hay que separar la paja del trigo, narcotraficantes, sin piedad. Pero los consumidores deben ser ayudados, no meterlos presos. Esos dos colegas (Stornelli y Montenegro) defienden políticas que no tienen nada que ver con lo que piensa el mundo.

—¿Fumó marihuana?

—Nunca, porque no se dio o por cagón, porque tengo muchos amigos que fuman.

—¿Tienen algún plan para hacer rentable la trasmisión de fútbol?

—Si, sí. Hemos terminado los pliegos y estamos terminando unas acciones que van a ser llevadas a la práctica a la brevedad. Vas a ver una licitación pública internacional con todos los elementos a la mano como para que el Estado pueda administrar ese tema sin poner un solo centavo y además adquirir dinero accesorio para la política del deporte olímpico.

—¿Fue una decisión apresurada la estatización?

La Presidenta fue clara cuando dijo que lo hacíamos para invertir los fondos aplicables de la publicidad del Gobierno en el fútbol, tenemos un raiting de 15, 18 y 30 puntos cuando juega Boca-River, ¿te parece poco? No me hagas dibujos.

—¿Votaría a Cobos?

—No sirve ni para la sociedad de fomento, la historia lo va a maltratar.

—Hay rumores de que usted quiere renunciar. ¿Que hay de eso?

—Nooo, papi. El día que me tenga que ir, que no va a ser nunca a menos que me lo pida la Presidenta, no me voy a atrincherar. Pero que yo me vaya, ni en pedo.

Comentá la nota