Cobos renovó su aval al reclamo cordobés

El vicepresidente le dijo a Schiaretti que insista en el pedido a la Nación por los fondos adeudados. Reiteró que no renuncia.
El vicepresidente de la Nación, Julio César Cobos, visitó ayer al gobernador Juan Schiaretti y, en compañía de los legisladores nacionales electos Oscar Aguad y Ramón Mestre (UCR), sugirió insistir con los reclamos al poder central por los fondos previsionales y del Programa de Asistencia Financiera (PAF).

Aunque sólo estuvieron reunidos 15 minutos, Schiaretti puso a Cobos al tanto de la delicada situación financiera de la provincia; incluso le comentó acerca de las medidas que había tomado en materia económica a raíz de la demora del Gobierno nacional en enviar los recursos del PAF.

Por boca de Schiaretti, Cobos se enteró también del acuerdo firmado por el Gobierno provincial y los referentes de la oposición (juecistas y radicales) "a favor de defender los intereses de la provincia en el Congreso de la Nación", según trascendió desde la Casa de las Tejas.

Mestre, que participó de la reunión, comentó después que Cobos había ponderado ese "logro político" y que había señalado que "el diálogo entre oficialistas y opositores es el camino que tiene que retomar el país", en uno de los varios mensajes por elevación que les envió a los Kirchner sin nombrarlos.

Como la reunión fue de carácter institucional, aseguró otro vocero, "no se habló de política partidaria". A eso se dedicó después el vicepresidente, quien tras almorzar y disertar ante los miembros de la Fundación Mediterránea, se reunió con intendentes y dirigentes radicales que lo ven como el mejor eventual candidato a la Presidencia de la Nación para 2011.

Ante la Fundación. Luego de la foto con Schiaretti, Cobos se dirigió en automóvil al hotel de avenida Duarte Quirós donde lo esperaban los miembros de la Fundación Mediterránea.

Fue recibido en la puerta del hotel por el intendente de Córdoba, Daniel Giacomino, y el presidente provisorio de la Legislatura provincial, Francisco Fortuna, además del titular de la Fundación, Sergio Roggio.

Cobos se sentó a almorzar con Roggio y Fulvio Pagani a sus flancos. Con Aguad y Mestre en la misma mesa, mientras que en otra cercana lo hicieron los senadores nacionales electos por el Frente Cívico, Luis Juez y Norma Morandini, entre otros dirigentes juecistas. .

Tras escuchar los análisis de la situación económica nacional por parte de técnicos del Instituto de Estudios Económicos sobre la Realidad Argentina y Latinoamericana (Ieral), Cobos disertó durante 45 minutos sobre "políticas de Estado".

Ayudado por un power point, el vicepresidente habló de la necesidad de bregar por el consenso y generar políticas de largo plazo. Reclamó respeto institucional, desarrollo económico, redistribución de la riqueza y bienestar, e inserción internacional. Entremezcló experiencias de su gestión como gobernador de Mendoza, pero no logró arrancar ningún aplauso, excepto el del final.

Cuando, al final del discurso, los periodistas le preguntaron si había leído "su plataforma de Gobierno como candidato en campaña", lo negó de manera rotunda. Dijo que sigue siendo vicepresidente a pesar de las diferencias que mantiene con la presidenta Cristina Fernández y con Néstor Kirchner; que no renunciará y que él va adonde lo invitan.

Consultado sobre el discurso de Cobos, Giacomino admitió que al vicepresidente le faltó "un poco de propuestas".

Luego, Cobos fue a visitar un campo en Villa Fontana.

Comentá la nota