Cobos regula fuerzas y posterga la campaña para 2011

Cobos regula fuerzas y posterga la campaña para 2011
En el radicalismo consideran que tendrá un rol "clave" si se producen votaciones reñidas en el Senado. Julio Cobos decidió mantener un perfil moderado y comenzar su campaña presidencial el año próximo cuando pida licencia como vice.
Aunque no dejan de mirarse con recelo ni por un segundo, radicales y cobistas comparten una misma estrategia para 2010. "Hay que cuidar la figura de Julio Cobos", coinciden todos. Dentro del intrincado mundo de la UCR, los leales al vicepresidente y los que no lo son tanto aspiran a que el mendocino cultive un bajo perfil durante este año y se limite a la labor parlamentaria, en un escenario que le augura un rol protagónico en posibles desempates entre oficialismo y oposición. El titular del Senado acuerda con esta idea, por eso ya adelantó que recién en julio de 2011 se tomará licencia para abocarse de lleno a la campaña presidencial.

Con algunos matices, varios de sus correligionarios se pronunciaron en esa misma línea. Ayer, el tema se volvió a instalar a partir de algunas declaraciones radiales del diputado nacional Ricardo Alfonsín, quien tildó de "anómala" la situación en la que actualmente se encuentra el vicepresidente. "Si Cobos quiere ser candidato en 2011, debe renunciar a la presidencia", apuntó el dirigente radical. Y añadió: "No se puede hacer campaña estando en una función pública por un partido contrario a aquel por el cual se postula".

Sin embargo, el legislador se encargó de desmentir esas afirmaciones ante Crítica de la Argentina. "No hay intención de imponerle nada a Cobos. Jamás le pedí que renunciara ahora, sino cuando él quiera y lo considere necesario. Además, su renuncia en estos momentos sería algo así como peor el remedio que la enfermedad", apuntó el hijo del ex presidente fallecido Raúl Alfonsín.

El diputado radical manifestó que en 2010 "es vital poner las fuerzas en recuperar el partido y dejar las discusiones sobre candidaturas para el próximo año". El presidente de la UCR, Ernesto Sanz, también se pronunció en ese sentido: "El año para hablar de personas, candidatos y de nombres propios es el 2011, antes que eso, todos tenemos que abocarnos a hablar de los temas a resolver".

Desde el cobismo aseguraron que su líder político optará por un bajo perfil en los próximos 12 meses y que su trabajo se ceñirá a la Cámara alta y al reordenamiento de la UCR. "En el 2010, Julio intentará ser protagonista dentro del radicalismo, será el año de acordar; y el 2011 será el año de la campaña", explicó a este diario un allegado del ex gobernador de Mendoza.

La estrategia del entorno de Cobos es abiertamente contraria a la que por estos días impulsan algunos dirigentes del PJ, como el ex presidente Eduardo Duhalde, quienes cada vez que pueden ensalzan al vicepresidente como un modo de capitalizar su alta imagen positiva o de debilitar su figura. "La idea es que Julio no se exponga tanto, así no se desgasta", sostuvo un hombre de confianza del mendocino.

"Hay un axioma en política que dice ‘si vos querés quemar un candidato, tiralo rápido al ruedo que lo vas a conseguir’". Con esas palabras, el diputado nacional cobista Daniel Katz contestó los "elogios" del justicialismo. Además, remarcó: "Hoy no hay controversia dentro de la UCR respecto a que Cobos no puede ser candidato mientras sea vicepresidente. Pero, al mismo tiempo, sería imprudente que ahora Julio dejara su cargo porque él tiene que ser el reaseguro del sentido común".

Radicales y cobistas, incluso el propio Cobos, apuestan a los posibles empates en las próximas votaciones en el Senado, escenario en el cual el vicepresidente podría volver a convertirse en el autor de nuevos votos "no positivos" para el kirchnerismo.

Tres días atrás, el jefe del bloque de senadores radical, Gerardo Morales, había señalado que Cobos tenía que permanecer al frente de la Cámara alta en 2010 debido a que se trata un "cargo clave" para la oposición y subrayó que "después vendrá el 2011 y tendrá que tomar la decisión que sea en caso de ser candidato".

Cobos coincide con la estrategia propuesta por sus compañeros, incluso ya anunció que se tomará licencia en julio o agosto de 2011. Sin embargo, sus impedimentos para pronunciarse de manera pública como candidato presidencial no sólo están atados a la estrategia escogida y a su actual función en el Poder Ejecutivo, sino también a su regreso definitivo al histórico partido.

Bajo perfil con rédito para Cleto

La decisión de mantener un bajo perfil y exhibir una actitud moderada a pesar de las críticas periódicas que recibe de parte del oficialismo sigue provocando réditos al vicepresidente Julio Cleto Cobos. Las encuestas realizadas en diciembre, último mes de mediciones conocidas, siguen registrando una gran diferencia a favor de su imagen, que rankea en los primeros lugares.

Según una encuesta de la consultora Carlos Fara y Asociados realizada en Capital y Gran Buenos Aires, Cobos tiene una imagen positiva neta del 48% y comparte el primer lugar con el referente bonaerense de Unión-PRO, Francisco de Narváez.

Cerquita, lo sigue la última sensación electoral en la Ciudad de Buenos Aires, Fernando "Pino" Solanas, con el 45% de respuestas de imagen "buena" o "muy buena".

Comentá la nota