Cobos rechazó las acusaciones y asegura que "no desanduvo el camino" del Ejecutivo

Cobos rechazó las acusaciones y asegura que "no desanduvo el camino" del Ejecutivo
El Vicepresidente salió a responder los cuestionamientos oficialistas en su contra, y rechazó que se cuestione su "ética", tras haber intervenido en el conflicto desatado por el uso de las reservas del Central para el pago de la deuda
A la vez, aseguró que "no desanduvo el camino" que había planteado la Concertación Plural que lo llevó a ganar las elecciones en 2007, en la fórmula junto a Cristina Kirchner.

Luego de que la Presidente, el ex mandatario Néstor Kirchner y otros integrantes del Gabinete nacional lo cuestionaran por "ser el jefe de la oposición pero seguir dentro del Gobierno", Cobos salió al cruce de las críticas en un comunicado de prensa.

"Yo sigo pensando lo mismo y por lo tanto, no desanduve ningún camino respecto a este proyecto, como seguramente no lo hicieron Alberto Fernández, Sergio Massa, Alberto Abad, Graciela Ocaña, Martin Lousteau, Carlos Reutemann, Felipe Solá, Marta Oyhanarte, diputados y senadores, gobernadores e intendentes justicialistas y radicales que formaban parte del mismo", remarcó Cobos.

En el comunicado, el vicepresidente dijo que "la etapa propuesta a partir del 2007 constituía un momento ideal para consolidar el crecimiento -transformándolo en desarrollo- y para darle más institucionalidad a la Argentina".

"Entre otras propuestas decíamos, en los discursos de campaña, que un proyecto de país se lograba articulando políticas estratégicas con todos los sectores de la producción -a partir de acuerdos con el campo y la industria- y que se debía lograr una mayor institucionalidad con la participación activa del Congreso", agregó el mendocino.

A su entender, la Concertación que había integrado junto a la primera mandataria "buscó articular representaciones políticas y sociales que, superando viejas antinomias, se reconocieran en la construcción de un modelo institucional, político, social y cultural".

Sin embargo, Cobos consideró que el Gobierno nacional "no puede pretender el silencio o la sumisión ante decisiones que no fueron -al menos- analizadas o consultadas".

"Ese no es el marco ético que se pretende definir para el rol del vicepresidente. Por eso digo, una vez más, que no respondo agravios porque sería caer nuevamente en viejas antinomias que deberían ya ser superadas", afirmó el titular del Senado, luego de recibir críticas de todos los estratos oficiales.

En ese sentido, agregó: "Quiero dejar en claro que mi accionar fue, es y será de buena fe".

"Los argentinos están pidiendo toda la clase política que nos ocupemos de sus problemas y es el deseo de los ciudadanos vivir en tranquilidad y armonía. Esa paz social que todos anhelan se logra -entre otras cosas-con respeto a la ley y a las instituciones", subrayó el vicepresidente.

Comentá la nota