Cobos quiere armar una nueva concertación con radicales a la cabeza

Cobos señaló que la concertación que lo llevó al gobierno nunca le pidió opinión y agregó que "concertación no es `te doy una obra, me firmás...` sino enriquecer un proyecto para dar una mirada de largo plazo al país".
El vicepresidente de la Nación, Julio César Cobos dijo hoy que se abre una nueva etapa de cambios en la Argentina y reveló que aspira a liderar en 2009 una alternativa de nueva concertación democrática, con la Unión Cívica Radical como columna vertebral.

Cobos señaló que la concertación que lo llevó al gobierno nunca le pidió opinión y agregó que "concertación no es `te doy una obra, me firmás...` sino enriquecer un proyecto para dar una mirada de largo plazo al país".

En una entrevista que concedió al diario "Río Negro" que estaba prevista para fin de año, pero que debió ser adelantada debido a la virulenta réplica de Néstor Kirchner generada por una frase que se conoció de modo anticipado ("mi voto no positivo evitó que Cristina tuviera que irse"), Cobos explicó que la Concertación Plural que él integró tenía como anhelo reunir alrededor de la Presidenta a "fuerzas políticas de distinta pertenencia partidaria", para "establecer y discutir grandes políticas y no el día a día".

Según el vicepresidente, "si iba a haber un nuevo sistema jubilatorio, un nuevo sistema de retenciones, por lo menos teníamos que haber opinado, para encontrar mejoras a la decisión de la Presidenta". En relación a Néstor Kirchner, dijo que "la idea era que él debía liderar un movimiento más amplio. Es lo que habíamos hablado, no del PJ. Ahora lo que se hizo es un adhesión de todos al PJ. Si el PJ dice una cosa, tenemos que salir todos atrás".

En cuanto a las últimas decisiones del Gobierno y su modo de gestionar, Cobos señaló que el caso del blanqueo "saber el origen de los fondos repatriados, es lo mínimo". Además, planteó que para hacer el plan de obras el Gobierno podría haber distribuido el impuesto al cheque "entre los municipios; bajar las obras, porque los municipios y las provincias deben ser artífices de su propio destino", opinó.

Sobre las AFJP, reiteró que "si bien todos sabíamos que había que solucionar y nosotros apoyamos, pero dijimos que también habría que mantener en adelante la libre opción". Para Cobos, el gobierno de Néstor Kirchner después que se fue Roberto Lavagna del ministerio de Economía "no fue el mismo" y señaló que "fue un ministro con peso específico y una visión clara de lo que es la economía. Después no hemos tenido otro de ese perfil... alguien con quien se puede dialogar" Cobos también opinó sobre el radicalismo y señaló que recrearlo "es una necesidad y de ahí, quizás, la UCR puede convertirse en la columna vertebral, con otras fuerzas, de una alternativa".

Para Cobos, la convivencia con Felipe Solá es "muy buena" y agregó que "el viernes estaremos juntos en Mendoza" y que fue invitado "porque se generó un partido que busca la concertación".

Sobre Elisa Carrió y sus métodos de hacer política dijo que "no lo comparto", porque si alguien cree que hay un ilícito "tiene que ir a la Justicia, pero la descalificación social y moral permanente, no ayuda en nada". En cuanto al diálogo y al límite que la dirigente de la Coalición Cívica puso con Mauricio Macri, Cobos definió: "al diálogo no se le pueden poner límites. Hay que trazar los puntos, conocer las visiones (educación, inseguridad, etc.) y después si compartimos, se verá. Esté país necesita de la derecha, la izquierda, centro, socialistas, liberales. En la medida en que haya moderación".

En relación al futuro explicó que "presiente" que se está en presencia de una etapa nueva, una etapa de cambios: "¿Qué cambió de los Kirchner para que no tengan la misma relación con la sociedad? Justamente, no cambiaron nada", sentenció.

También refirió que a Kirchner "no se le animan los ministros a darle sugerencias por temor a cualquier cosa. Es así. Hay que gobernar democráticamente, sino ¿de qué concertación vamos a hablar?".

Y cerró con una frase muy crítica a la metodología de gestión del Gobierno, en relación a la institucionalidad: "la seriedad la da el Congreso, no la delegación de poderes", disparó.

Comentá la nota