Cobos quedó en la boca del peronismo

Cobos quedó en la boca del peronismo
Eduardo Duhalde y Mario Das Neves elogiaron al mendocino y evaluaron que el escenario de 2011 es favorable para su candidatura. En el cobismo advierten que puede ser una estrategia de desgaste sobre la figura del radical.
Julio Cleto Cobos se convirtió en el mejor candidato de propios, pero también de ajenos. En medio de las internas del PJ, los dirigentes justicialistas Eduardo Duhalde y Mario Das Neves salieron ayer a hablar del vicepresidente de cara a 2011. Mientras el líder bonaerense desmintió una fórmula presidencial con el mendocino y subrayó que "es un disparate volver a repetir los errores del pasado", el gobernador de Chubut sostuvo que el actual "escenario es un traje a medida para Cobos".

Como un modo de capitalizar su alta imagen positiva o como una simple estrategia para debilitar su figura, más o menos explícitos, en los últimos días, los peronistas anti-K le auguraron buenos vientos a Cobos. Aunque Duhalde salió a aclarar que "no se puede volver a mezclar radicales y justicialistas para una lista de presidente y vice", en más de una oportunidad coqueteó con el titular del Senado para conformar una alianza de gobierno, le dio su apoyo anticipado en caso de que llegue a la cabeza del Ejecutivo nacional e incluso le confesó a Crítica de la Argentina que "lo razonable es que gane el radicalismo".

Con menos elogios y un discurso crispado, el mandatario chubutense también le pronosticó a Cobos un triunfo seguro frente a la precandidatura presidencial de Duhalde, sumada al lanzamiento de Carlos Menem y la posible postulación de Néstor Kirchner. "La oferta electoral que está mostrando el partido más importante de la política argentina son tres ex presidentes; es un paso atrás. Parece que todo es un traje a medida para Cobos", especificó Das Neves.

Aunque el vicepresidente está lejos de incomodarse ante tanto aliento pejotista, un sector de su círculo íntimo aseguró ante este diario que las palabras de condescendencia de Duhalde y Das Neves, en realidad, buscan allanarle el camino al mendocino a la presidencia de la Nación. "A nadie le conviene estar bien en las encuestas dos años antes de las elecciones porque te destruyen. Lo mejor es que nadie hable de vos. El PJ está intentando buscar un chivo expiatorio. De hecho, en Mendoza (Celso) Jaque ganó la elección hablando bien de Cobos", apuntó un allegado del presidente de la Cámara Alta.

"Ellos quieren desgastar a Julio; no es un acompañamiento a su figura sino que saben que le hacen daño. Eso lo tomamos como parte del juego político del peronismo", agregó el intendente de Junín y hombre de confianza de Cobos, Mario Meoni.

Otros, como el titular de Consenso Federal (CONFE) de Mendoza, Juan Carlos Jaliff, prefirieron atribuir las declaraciones de los hombres del PJ antikirchnerista al día en que Cobos decidió asomarse a la vida pública nacional de la mano de su voto "no positivo" en la madrugada del debate de la resolución 125.

"Lo elogian por el coraje que tuvo de enfrenar al gobierno de Kirchner. Han visto en Julio a una figura que se jugó cuando había que hacerlo. Es un reconocimiento al hecho de que se puede hacer política siendo sensato", explicó Jaliff a este medio.

A pesar de que desde un sector del justicialismo todavía se frotan las manos soñando con un posible pacto entre el PJ y la UCR, Duhalde volvió a remarcar: "Nunca más una fórmula donde vayan mezclados". Desde el entorno de Cobos coincidieron. "No existe ninguna posibilidad de acuerdo con el PJ", sentenció Meoni.

"Julio quiere que haya diálogo entre los partidos para tener políticas de Estado, pero eso no significa (que se hagan) alianzas electorales. El pacto Duhalde-Cobos es una idea que fogoneó (Elisa) Carrió", especificó uno de los hombres que más aconseja al ex gobernador de Mendoza.

Jaliff, por su parte, dejó la puerta abierta no al partido justicialista pero sí a algunos de sus dirigentes: "Es imprescindible el radicalismo, pero con la UCR no alcanza para gobernar cuatro años".

Comentá la nota