Cobos pronostica una economía complicada, con plata del FMI, y advierte caída en las reservas del BCRA

El vice pidió prudencia al gremialismo y que Cristina "abra los brazos". El viaje de Redrado y Carlos Fernández a Washington.

En una entrevista concedida al programa "Después de Todo" de Jorge Lanata en Canal 26, el vicepresidente Julio César Cobos advirtió que "va a ser muy complicado el segundo cuatrimestre del año". El funcionario además pronosticó que la administración de Cristina Kirchner "le va a tener que pedir plata" al Fondo Monetario Internacional (FMI).

Cobos admitió que durante el segundo cuatrimestre "habrá menos actividad y menos recaudación. El Banco Central tiene reservas pero estamos con una luz amarilla de precaución" explicó.

Por eso le pidió públicamente al sector gremial que "sea prudente y no reclame cosas que no se pueden cumplir". En ese sentido recalcó que "es importante recuperar la tranquilidad social y es el Ejecutivo el que debe abrir los brazos".

Las declaraciones de Cobos no son infundadas. Ahora el BCRA reconoció que está en aumento la morosidad del sistema financiero, según informó el matutino Ámbito Financiero.

La institución señaló que "el deterioro de la cartera crediticia está siendo impulsado mayoritariamente por las financiaciones a las familias y, en menor medida, por aquellas otorgadas a las empresas".

La entidad que dirige Martín Redrado indicó que las ganancias del sector mostraron una disminución, al alcanzar los $277 millones en febrero de 2009. La reducción "se produjo por la disminución en los ingresos netos por intereses y por títulos valores".

Van al Fondo. Hoy el ministro de Economía, Carlos Fernández, y Redrado partirán rumbo a Washington para encabezar la comitiva que participará en la asamblea anual del FMI y el Banco Mundial.

El objetivo es incrementar la asistencia de este segundo organismo para financiar planes sociales que le permitan al Ejecutivo reorientar el presupuesto que tiene previsto para tal fin. El objetivo es conseguir fondos extras por U$S 1.500 millones.

Comentá la nota