Cobos pide una sesión especial para debatir el decreto de las reservas

Cobos pide una sesión especial para debatir el decreto de las reservas
Propone convocar al Senado para definir su validez. Sólo puede hacerlo el Ejecutivo.
Justo el día que se desbocó el conflicto entre el Gobierno y el presidente del Banco Central, Martín Redrado, el vicepresidente Julio Cobos reclamó una sesión especial en el Senado para debatir la "validez o no del Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) que crea el Fondo del Bicentenario", cuyo monto de 6.569 millones de dólares está destinado a pagar deuda pública.

Cobos está junto a su familia de vacaciones en un balneario chileno. No obstante, el comunicado difundido por su oficina de prensa revela que el vicepresidente sigue con atención lo que pasa en el país. Y que además, no pierde oportunidad de incomodar al Gobierno del que forma parte, pero del que a la vez es un férreo opositor.

En el escrito, en el que se nota el asesoramiento que recibió del ex diputado Raúl Bagilini, el vicepresidente cargó duro contra el Gobierno, al punto de señalar que "para retomar una senda de comportamiento institucional es imprescindible que los dictamenes sobre la validez o no del DNU que crea el Fondo del Bicentenario sean considerados de inmediato por el Congreso en una sesión especial. En el caso del Senado, sería el 3 de febrero, salvo que las circunstancias aconsejen adelantar la fecha prevista", aventuró.

Según Cobos un llamado a sesión extraordinaria en el Congreso "contribuiría a brindar certidumbre ante la situación planteada en torno a la afectación de reservas del Banco Central".

Para Cobos, "sólo el Congreso puede instruir por ley al Banco Central en torno a la utilización de reservas". Enseguida, recuerda que en diciembre de 2005, "el Ejecutivo le solicitó al Poder Legislativo la ratificación por ley de la cancelación de deuda con el Fondo Monetario Internacional", solicitud que fue refrendada por amplia mayoría en ambas Cámaras.

El vicepresidente consideró también que el Banco Central "debe cumplir con sus funciones que son: ser agente financiero del Estado Argentino, el administrador de sus reservas, el ejecutor de la política monetaria y cambiaria, el representante ante todas las instituciones financieras internacionales de las que es miembro la Nación". Asimismo Cobos aseguró que "si esto no se cumple se podría deteriorar la participación del país en el exterior y su imagen hacia el mundo".

En el comunicado, el vicepresidente avanza en un tema controvertido al presumir que el Congreso puede autoconvocarse pese a estar en receso, sin esperar un llamado a sesiones extraordinarias de la presidenta Cristina Fernández. Por eso Cobos termina el escrito remarcando que "el 30 de diciembre de 2009, los presidentes de Bloques Parlamentarios de la oposición solicitaron una convocatoria a sesión especial en febrero, para considerar los despachos presentados en la Comisión Bicameral de los DNU. Esta solicitud la realizan amparados en la Constitución que establece que el despacho de la Bicameral debe ser considerado de inmediato por las Cámaras sin distinguir si el Congreso se encuentra o no reunido".

Comentá la nota