"No sé qué es Cobos"

"No sé qué es Cobos"
Los motivos navideños dominan las oficinas del bloque de la Coalición Cívica, por demás vacías por el Año Nuevo.
Descontracturado, Adrián Pérez toma una gaseosa y comenta que no se irá de vacaciones porque está por ser padre. En diálogo con Página/12, el número puesto de Elisa Carrió para presentarse a jefe de gobierno porteño cuestiona la gestión de Mauricio Macri. "Está claro que no tiene ni las propuestas ni los equipos que anunció", sostiene. También le apunta a Julio Cobos. "No sé qué es Cobos", sentencia.

–¿Ya se está probando el traje de candidato a jefe de Gobierno?

–No, nosotros estamos convencidos de que tenemos que construir un proyecto progresista, moderno, inclusivo en la ciudad de Buenos Aires. Para eso, necesitamos ser un lugar que convoca a otros actores, tanto políticos como de la sociedad. Algunos en el partido piensan que tengo que ser yo el candidato, pero el tema de la candidatura se definirá más adelante. Lo que hay es un equipo con vocación de ser alternativa de gobierno en la ciudad de Buenos Aires.

–¿Le costó el salto de provincia a Capital?

–Yo hace veinte años que vivo en la ciudad de Buenos Aires. Me vine a estudiar en el ’90. Conozco y siento la ciudad. También soy orgulloso de mi origen: soy de Azul, una ciudad del interior de la provincia a la que visito muy seguido.

–Cuando habla de convocar a otros sectores, ¿piensa en Pino Solanas?

–Con Proyecto Sur no hemos entablado un diálogo en el sentido de una construcción de un proyecto en común. Tengo un enorme respeto por Pino.

–Carrió no lo trató muy bien...

–No, pero creo que es un espacio interesante y muy respetable. En el Congreso compartimos posiciones con Claudio Lozano, con diferencias en algunas políticas en las que ellos decidieron acompañar al Gobierno. Más allá de eso, valoro a mucha gente del espacio de Pino. En la ciudad estamos trabajando en buena sintonía con el socialismo.

–En las últimas elecciones, Proyecto Sur los desplazó del segundo lugar. ¿Creen que pueden volver a ganar terreno?

–La ciudadanía elige quién la expresa mejor para un rol. Entendieron que el proyecto de Pino era interesante para un rol parlamentario. No sé lo que puede pasar cuando se trate de un rol ejecutivo.

–¿A qué atribuye la sucesión de errores de Macri?

–Podríamos decir que es previsiblemente conservador, pero no tiene una línea de acción. Todo esto que anunciaron de que tenían grandes propuestas y equipos, está claro a esta altura que no es así. A alguien que dice que tiene tantos equipos, se le va Narodowski y no sabe a quién poner. Tuvieron que recurrir a actores que no estaban comprometidos, como Abel Posse. Una característica muy clara es la improvisación: todo es ir y venir, dar marcha atrás, lo que muestra la falta de un horizonte. Resuelve hacer una policía nueva, pero montada sobre la Federal. Fue un error grosero poner a Palacios al frente y a Chamorro. Un desastre. En fin, llegaron pensando que la ciudad podía ser administrada con una visión empresaria y la gestión pública es otra cosa.

–¿Qué responsabilidad tiene Macri en el caso de espionaje?

–El responsable político es Macri. Es el responsable de designar a Palacios y Chamorro y tuvo muchas advertencias para que no avanzara. Si él avaló, tiene responsabilidad. Tampoco llego al extremo de plantear que esto se merece el juicio político.

–En el plano nacional, ¿qué representa el lanzamiento de Eduardo Duhalde?

–No representa nada. Lo que sí expresa es que al peronismo le está faltando una figura para construir una alternativa de poder. Se habló de Reutemann, luego se candidateó Duhalde, pero está muy lejos de expresar algo nuevo o aglutinante.

–Y en el radicalismo, ¿el candidato va a ser Cobos?

–La Argentina requiere un liderazgo con una trayectoria y una vocación transformadora para trabajar para que haya república, división de poderes, reglas de juego, distribución de la riqueza, y terminar con la corrupción.

–¿Cobos no tiene estas características?

–Para mí esto lo expresa Elisa Carrió. Y también Hermes Binner.

–Insisto: ¿y Cobos?

–No lo veo. No sé qué es Cobos. Ha tenido un camino zigzagueante y no ha tenido una definición clara del país que quiere construir.

–Tal vez a los radicales los seducen las encuestas...

–A nosotros nos seducen los principios.

Comentá la nota