Cobos metió un pie en la UCR

El encuentro se produjo en un departamento de Belgrano. Junto al vicepresidente estuvieron, entre otros, Morales, Alfonsín y Nosiglia.
Julio Cleto Cobos consiguió lo que hace más de un año y medio –cuando fue expulsado de la Unión Cívica Radical– parecía imposible. Como un nuevo paso de su vuelta al histórico partido, el vicepresidente encabezó el martes por la noche una reunión con la cúpula del radicalismo. El objetivo del encuentro fue discutir la reconstrucción de esa fuerza política, acordar una agenda legislativa orientada al fortalecimiento institucional y trazar algunos lineamientos básicos para garantizar la gobernabilidad. Aunque no arribaron a un consenso, los cobistas y los radicales también debatieron sobre quién será el nuevo titular de la UCR cuando Gerardo Morales finalice su mandato a fines de este año.

Repartidos en dos mesas ratonas del living de un departamento de Belgrano, y al calor de empanadas y vino mendocino, los radicales Ernesto Sanz, Oscar Aguad, Jesús Rodríguez, Enrique "Coti" Nosiglia, Ricardo Alfonsín y Morales, y los cobistas César Biffi, Juan Carlos Jaliff, Raúl Baglini y el propio Cobos comenzaron a conversar sobre la reunificación de la UCR con vistas a 2011.

En diálogo con Crítica de la Argentina, desde el cobismo señalaron que una de las principales coincidencias entre los participantes del encuentro fue la necesidad de resolver la intervención del partido que rige en varias provincias. También llamaron a realizar internas partidarias y se habló de la posibilidad de que Consenso Federal (ConFe) se incorpore al bloque del Acuerdo Cívico y Social.

A pesar de que se trató de un primer acercamiento entre cobistas y radicales, no se llegó a un acuerdo en cuanto a quién debería presidir la UCR luego de que Morales finalice su mandato a fines de este año. Mientras Alfonsín suena como el candidato del senador jujeño, Cobos sueña con que Baglini ocupe ese lugar.

Unos y otros coincidieron en que, hoy, es imprescindible hacer hincapié en el fortalecimiento institucional. Para eso, plantearon debatir en el ámbito parlamentario la eliminación de los superpoderes, la reforma del Consejo de la Magistratura y cambios en el funcionamiento del INDEC.

Mientras la televisión pasaba las imágenes de los recambios en el gabinete nacional, Cobos remarcó que había que "garantizar la gobernabilidad" en los dos años que le quedan a Cristina Fernández de Kirchner en el Gobierno. "Hay que llegar a 2011 y eso sólo es posible en un marco de diálogo. Eso debe ser garantizado por la oposición y el partido de gobierno. No vaya a ser que el peronismo, en el afán de reordenarse, se comporte como un partido de oposición", señaló Alfonsín a este diario.

En caso de que fuese necesario, todos los presentes se comprometieron a convocar al resto de los partidos políticos para "sostener al Gobierno" a fin de que "llegue a término". En ese sentido, Cobos ratificó su voluntad de permanecer en el cargo hasta el último día en cualquier circunstancia. Del otro lado, le prometieron apoyo.

Comentá la nota