Sin CFK, Cobos mandó en La Rosada y despertó la ira de los kirchneristas

Si Cristina se saca fotos con arabescos, Cleto canta truco con Perón y Balbín. Si ella retruca con Tutankamón, el vice pela a los ortodoxos. Kunkel: "Con Cobos de presidente, cambió la Argentina". PRO pidió al vice que vete la ley contra las AFJP.
Quiero vale cuatro. Si Cristina se saca fotos entre arabescos argelinos, Cleto canta el truco con el abrazo entre Perón y Balbín. Si la Presidenta retruca con Tutankamón, el Presidnete -interino- pela a la Iglesia Ortodoxa de Antioquía.

Con Cristina Kirchner sacándose fotos frente a Tutankamón y el Senado debatiendo un nuevo paradigma jubilatorio que impactará futuras generaciones de argentinos, Cleto Cobos estuvo gastando sus últimos "cartuchos" presidenciales fotografiándose en Casa Rosada. Llegó allí sin previo aviso y cuatro meses después de que sellara -a puertas cerradas, sin fotos- el fin de su relación personal y política con la Presidenta por su voto "no positivo" contra las retenciones móviles.

El vice llegó a las 10:30 horas y sostuvo una serie variopinta de audiencias, que fue desde los "amigos" de la Avenida de Mayo hasta los ortodoxos de Antioquía, pasando por un puñado de legisladores y funcionarios provinciales.

En una seguidilla de audiencias en su despacho, el vice recibió a los diputados Jorge Escalesi (UCR-Río Negro) y Jorge Luis Albarracín (Concertación-Mendoza); al ministro de Salud de Catamarca, Juan Ferreira; a la titular del Instituto de Obras Sociales entrerriana, Silvia Moreira; y a la representante de la Asociación Amigos de la avenida de Mayo, María Cristina Salinas de Urquiza.

La última audiencia fue con el arzobispo de la Iglesia Ortodoxa de Antioquia, Siluan Muci, y luego abandonó la Rosada para ir hasta el partido bonaerense de Ezeiza a visitar una escuela a la que lo invitaron días atrás.

Mientras tanto, a pocas cuadras de La Rosada, más precisamente en el Congreso, el Senado hacía de cuenta que debatía el futuro jubilatorio argentino. Si no tendría, como tiene, final cantado a favor de la renacionalización de las jubilaciones privadas y la cosa estuviera tan peliaguda como cuando debatió "la 125", Cobos no hubiera podido emitir un segundo voto "no positivo". Ocurre que está impedido de presidir la sesión porque está a cargo interinamente del Ejecutivo.

Pero no se vaya a creer el vice que el Congreso lo ignoró. Mordaz, el diputado recontra K Carlos Kunkel se preguntó: "¿No han notado que esta semana el país ha andado mucho mejor porque, ejerciendo él la Presidencia, se transformó la realidad argentina?".

Kunkel consideró que "no es seria" la actitud de Cleto, quien ayer protagonizó otra foto: encabezó un homenaje a 36º aniversario del histórico abrazo entre Juan Perón y Ricardo Balbín. Acto en el que le dijo al matrimonio presidencial que "la sociedad no les dio un cheque en blanco por cuatro años" y les pidió "humildad y diálogo" a la hora de ejercer el poder.

La imposibilidad constitucional para que Cobos pueda presidir el debate jubilatorio del Senado, no hizo mella en el PRO. Todo lo contrario. Buscando revolver aún más las agitadas aguas del oficialismo, los seguidores de Mauricio Macri pidieron públicamente al vice que, en caso de que finalmente se convierta en ley, la vete como titular del Poder Ejecutivo.

Cleto no respondió. Seguramente no darán los tiempos constitucionales para ello. El tampoco adoptó una posición precisa sobre el proyecto que remitiera su compañera de fórmula. Sólo se limitó a pedir, cada vez que quiere ser contrafigura K, que la gente se hable y se entienda. Buenas formas ante todo.

Comentá la nota