Cobos, Macri y De Narváez se unen contra la ley

También hablan con la UCR, la CC y Reutemann
La ley de radiodifusión que apura el Gobierno logró en las últimas horas algo impensado: unir a varios de los potenciales candidatos a presidente de la oposición en contra de la iniciativa oficial.

Las reservadas conversaciones comenzaron el lunes, en el estreno de la obra Illia en el Teatro 25 de Mayo, de Villa Urquiza. En ese lugar, el jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, y el vicepresidente, Julio Cobos, esperaron a que se apagaran los flashes para conversar sobre el proyecto del Gobierno.

"Los dos coincidieron en que hay que discutirla después de 2010", contó a LA NACION uno de los hombres más cercanos a Macri.

Después de eso, el aliado bonaerense del jefe de gobierno Francisco de Narváez tomó un papel activo en las negociaciones. En las últimas 48 horas se comunicó telefónicamente con Cobos para acercar posiciones, admitieron cerca del empresario.

Pero el cobismo y Unión Pro no son los únicos involucrados en la estrategia que se teje en el más alto nivel de la cúpula opositora.

En el mismo teatro estaba el jefe de la banda de la UCR en el Senado, Ernesto Sanz, que se convirtió en el negociador por el radicalismo. Además, los peronistas disidentes empezaron los contactos con el senador Carlos Reutemann para incluirlo en el acuerdo.

Todos ellos comparten objeciones a la ley, la impotencia frente a la avanzada oficial y hasta su incertidumbre sobre los votos que posee el kirchnerismo en el Congreso. Pero quizá su mayor coincidencia sea la convicción de que la ley debería ser tratada después del recambio legislativo.

En una estrategia espejo de la que llevan adelante sus jefes políticos, los bloques opositores de Diputados mantuvieron ayer una reunión reservada en el despacho del presidente del bloque radical, Oscar Aguad. Estuvieron la diputada electa de Pro Gabriela Michetti y los presidentes de las bancadas de Pro, Federico Pinedo, y de la Coalición Cívica, Adrián Pérez, además de Aguad. También estuvieron los diputados que responden a Cobos y a los hermanos Rodríguez Saá.

Acordaron que mediante una conferencia de prensa o quizás un documento harán públicas sus sospechas de que el proyecto de ley oficial oculta la intención del kirchnerismo de instalar un nuevo monopolio en la comunicación audiovisual a través de una de las empresas operadoras de telefonía.

Comentá la nota