Cobos lanzó su plan porque percibe un "clima crispado"

Cobos lanzó su plan porque percibe un "clima crispado"
El miércoles, mientras el oficialismo y la oposición se tiraban con todo en Diputados por la ley de Comunicación Audiovisual, Julio Cobos terminaba de darle forma en su despacho al documento en el que convoca a un Gran Consenso Nacional. Apenas lo tuvo listo, pidió difundirlo de inmediato. "El ambiente está muy crispado de nuevo. Larguémoslo ya", ordenó a su equipo.
El vicepresidente venía hablando hace semanas de la necesidad de acordar políticas de Estado. Lo había expuesto en Córdoba ante la Fundación Mediterránea y en la reunión de su tropa en Mar del Plata. Una idea similar a la que, por caminos paralelos, vienen bregando públicamente Eduardo Duhalde y Rodolfo Terragno. El objetivo es tan sensato como extraño para las mañas de la política argentina: que las fuerzas políticas y organizaciones sociales acuerden acciones concretas para el desarrollo y el combate a la pobreza que se apliquen cualquiera sea el resultado de las elecciones de 2011.

"Alguien tiene que ceder" se titula el documento en el que Cobos afirma que "ese alguien somos todos" y remarca que las prioridades de ese acuerdo deben ser seguridad, salud, trabajo y educación.

Ayer, uno de los primeros en salir a elogiar la propuesta fue Francisco de Narváez. "Es un paso adelante" que "no debe ser negado por ningún dirigente de buena voluntad", afirmó el diputado de Union PRO que mantiene una buena sintonía con el vicepresidente. Desde el macrismo, también se alinearon entusiastas Federico Pinedo, Christian Gribaudo y Jorge Macri.

Margarita Stolbizer calificó la iniciativa de "excelente" y recordó que desde el GEN viene expresándose en términos similares.

Cobos no viajará a Mendoza este fin de semana. Es que desde la noche de hoy, cuando Cristina Kirchner despegue hacia Nueva York, estará a cargo del Poder Ejecutivo por una semana.

Comentá la nota