Cobos habló por primera vez de su estrategia política para el 2011

Dijo que la UCR puede ser "la columna vertebral" de un frente más amplio.
A pocos días de la Convención de la UCR en Mar del Plata que sellará su vuelta al partido, Julio Cobos habló por primera vez de su estrategia para el 2011. Sosotuvo que "el radicalismo puede ser la columna vertebral de un movimiento más amplio", capaz de disputar de nuevo el poder en las presidenciales que se harán dentro de dos años.

"No quiero poner textualmente las palabras de Alfonsín -dijo-, pero me parece que nosotros podemos ir acompañados de muchos sectores sociales porque el radicalismo tiene que ir con otros sectores para gobernar bien, pero con el eje de un movimiento más amplio. Por eso el radicalismo tiene que romper ese encierro que siempre ha tenido y mostrarse, que lo esta demostrando con algunos sectores políticos que está hablando con el socialismo, una parte del justicialismo también, gente de la Coalición Cívica".

Cobos dio estas definiciones en una entrevista con el programa Código político que se emitió anoche por la señal de cable TN. El vicepresidente devenido opositor del kirchnerismo también habló ayer por varias radios y se sumó al vendaval de críticas contra la estrategia electoral de Néstor Kirchner de llevar como candidatos a Daniel Scioli y los intendentes del conurbano, a la que calificó como "una aberración" (ver página 3).

Según el vicepresidente, en el escenario electoral puede quedar, según lo que vislumbra hoy, "por parte del kirchnerismo, para ponerle una identificación, una oferta. Podrá ser el propio Néstor Kirchner, la actual presidenta o a lo mejor Daniel Scioli".

Sobre su regreso a la UCR tras haber sido expulsado "de por vida", Cobos sostuvo además que "siempre dije que del radicalismo no me fui, me fueron". Pero aseguró que "no me parece que hay que estar anclado en el pasado y ahora hay que mirar para adelante".

Preguntado si piensa en ser presidente, Cobos afirmó que no, pero enseguida agregó: "No conviene exteriorizar lo que uno siente".

Sobre el conflicto entre el Gobierno y el campo, el vice señaló que "hoy todos hablan de diálogo y consenso, lo que pasa es que hay que llevarlo a la práctica". En cuanto a su voto "no positivo" en el Senado, que enterró el año pasado el proyecto oficialista de imponer las retenciones móviles, sostuvo que "yo estaba convencido de que era la salida". Y se lamentó de que no se hubiese "aprovechado" el tiempo desde entonces, "porque en definitiva seguimos con el problema".

Cobos se mostró crítico de la forma en que el Gobierno está encarando la crisis. "Uno tiene que tener un real diagnóstico si quiere ayudar", dijo. Contó que en Mendoza, su provincia, los ex gobernadores se reunieron para analizar el impacto de la crisis y sugirieron al actual mandatyario, Celso Jaque (PJ), que hiciera "una amplia convocatoria" a todos los sectores. "Lo mismo se podría replicar a nivel nacional", afirmó.

El vicepresidente advirtió que la caída de las exportaciones e importaciones fue "fuerte" en enero y febrero, y mostró su preocupación por el derrumbe de los productos primarios -"prácticamente los que sostienen nuestra economía y el presupuesto que tiene el Gobierno nacional por las retenciones"-, que fue de 51% y 43% en esos meses.

En este sentido, Cobos sostuvo que le parecía "fundamental" que se hiciera una convocatoria desde el Gobierno, incluyendo al campo, "porque nuestro país debe recuperar la confianza y la credibilidad". Para el vicepresidente, al campo "le falta una respuesta" por parte del Gobierno.

El vice también cuestionó el adelantamiento de las elecciones porque, dijo, "debemos acostumbranos a que la previsibilidad forme parte de un escenario, aun en épocas de conflicto, como lo han demostrado otros países vecinos". Según relató, en viajes al exterior le preguntaron si se había tomado esa medida porque la Argentina tenía problemas económicos. "Cuando uno tiene que dar explicaciones... suena a que estamos en el horno", concluyó.

Comentá la nota